UNA PIZARRA DIFERENTE

Icono IDevice
Cuando llegaron los primeros PC a los centros, cuando se montaron las primeras aulas de informática, cuando comenzaron a colgarse los proyectores o con la llegada masiva de los táblets a tercer ciclo de primaria y, más tarde, a algunos de secundaria, buena parte de los debates generados y de los esfuerzos los dedicamos a pensar si hubiera sido mejor este equipo o el otro, si windows o linux, si... Olvidando, tal vez, sin restar importancia a las dotaciones, que lo fundamental es qué se puede hacer con ellas desde un punto de vista didáctico y planificar qué hacemos con estos nuevos equipamientos, que como la PDI llegan a las aulas.

La pizarra digital interactiva (PDI) es un conjunto de elementos (ordenador, vídeoproyector y la pizarra propiamente dicha con su dispositivo de escritura y puntero) que permite la proyección de contenidos digitales en una superficie interactiva para compartirlos en grupo.

El principal valor añadido de este sistema, con respecto a los que hemos utilizado hasta ahora (vídeoproyector y ordenador) es que podemos actuar sobre la propia superficie de proyección y, pese a que la acción es muy similar a la que realizamos sobre la pantalla del táblet, la ejecutamos en la pizarra propiamente dicha, lo que nos proporciona una mayor capacidad de actuación; además, en función del software instalado, disponemos de un escritorio accesible con herramientas y programas para poder pasar de uno a otro de forma más simplificada.

En todo caso se trata de:

  • Una pizarra conectada que permite mostrar cualquier contenido que esté en Internet (páginas web, fotografías y fotomontajes o presentaciones; vídeos, animaciones infográficas o transmisiones en vivo; periódicos; mapas...)
  • Visualizador de documentos del ordenador (de cualquier ordenador que esté en la red del centro, del aula, de los alumnos... si usamos las herramientas adecuadas que proporciona el programa): textos, hojas de cálculo, mapas, mapas conceptuales, presentaciones, gráficos...
  • El puntero de tinta digital permite escribir sobre la superficie de proyección y se utiliza, además, a modo de ratón.
  • Lo que escribimos en la pizarra se almacena en el ordenador de forma que los alumnos pueden llevarse el contenido de la pizarra a casa.
  • Resulta un gran apoyo pedagógico porque se puede aprender más y mejor:
    • Es una fuente de información inagotable y queda al alcance de un clic.
    • Permite una comunicación directa con el alumnado mediante su visualización, el envío de contenidos a los ordenadores de los alumnos a través de distintos canales (correo electrónico, intranet...)
    • Facilita la interacción con el alumnado y entre el alumnado: sus aportaciones pueden verse en la pizarra utilizando el software adecuado (VNC y teklo, intranet...).
    • Permite proporcionar materiales adecuados e individualizados para el alumnado (intranet, pupitre, e-ducativa...)
    • Favorece la motivación, la comprensión, la participación realizando clases más activas, más atractivas, más multimedia...
    • Puede ser una herramienta que incite a renovar metodologías dependiendo de la predisposición del docente a hacerlo.
    • Las metodologías que derivan de su uso pueden facilitar el tratamiento de la diversidad, la cooperación en la realización de tareas...
    • Integra y hace presente el uso de las TIC en las actividades de aula, de forma que el centro está a la altura de la sociedad digital.
    • Su sencillo manejo puede ser un factor de motivación para el profesorado.

Père Marqués apunta algunas ventajas iniciales de la PDI:

  • Resulta más cómoda que la PD (no es necesario recurrir al ratón ni al teclado) para interactuar con el software. Puede hacerse directamente sobre la pizarra.
  • La escritura directa sobre la gran pantalla táctil (pizarra) resulta especialmente útil para alumnos con pocas habilidades psicomotrices, que se inician en la escritura y para estudiantes con necesidades educativas especiales.
  • Los subrayados permiten destacar algunos aspectos importantes de las explicaciones de manera natural e inmediata
  • Permite mantener más el contacto visual con el grupo de los estudiantes.
  • El gran tamaño de la pantalla táctil (pizarra) facilita la interacción con los programas: selección de opciones...
  • Puede haber una triple interacción, por ejemplo: el profesor ante el ordenador, algunos alumnos ante la pizarra interactiva y el resto de la clase participando desde sus asientos bien mediante sus ordenadores, bien mediante intervenciones directas.

 

Icono de iDevice

Sin comenzar a trabajar sobre las PDI podemos apuntar otras posibles ventajas para el aprendizaje, individualmente o en grupos pequeños, anotad algunas. Si quieres conocer las que nosotros proponemos, haz clic donde se indica.