3. Cambios externos de la Tierra

He solicitado que me envíen algunas fotografías para completar mis resúmenes y que utilizaré en cuando me den luz verde para escribir.
Me ha proporcionado algunas un reportero llamado Gori.
Parece bastante despistado, pero afirma que con la cámara no tiene rival.

 

Icono IDevice Galería de imágenes
Muestra Imagen 1. Cañón del Colorado
1. Cañón del Colorado
Muestra Imagen 2. Desierto del Sahara
2. Desierto del Sahara
Muestra Imagen 3. Barrera de arrecifes de Australia
3. Barrera de arrecifes de Australia
Muestra Imagen 4. Glaciar de Noruega
4. Glaciar de Noruega
Créditos Galería: 1. Jim Gordon. Creative Commons / 2. Hamed Saber. Creative Commons. / 3. NASA. Dominio Público. / 4. Vicrogo. Dominio Público
Autor: El Pantera.
Licencia Creative Commons

Al hablar del relieve de la Tierra nos referimos a las formas que tiene la superficie terrestre en las zonas emergidas y en las submarinas. En las imágenes de arriba podemos hacernos una idea de las diferentes formas que puede adoptar el relieve terrestre.

El aspecto de los paisajes que conforman la Tierra no ha sido siempre como lo vemos en la actualidad, ha cambiado porque lo han modelado los agentes geológicos externos al actuar sobre las rocas que lo forman.

La alteración de una roca por la acción de los agentes atmosféricos o los seres vivos, se denomina meteorización. Esta alteración se produce en el mismo lugar, sin que se produzca transporte de materiales. Puede ser de dos tipos:

  • Mecánica (física): la destrucción de la roca se produce por acción de agentes físicos, como la temperatura o la presión, o por los seres vivos.
    Son ejemplos de este proceso, el que provoca la expansión del agua al congelarse en las grietas de las rocas, o la expansión diferencial que sufren éstas cuando son calentadas fuertemente por el Sol y que da como resultado el que la roca se fracture.
  • Química: la destrucción de la roca se produce por acción de agentes químicos, como son el oxígeno o el dióxido de carbono.
    Son ejemplos de este proceso la oxidación y la carbonatación. El oxígeno disuelto produce la oxidación de los minerales metálicos y el dióxido de carbono combinado con el agua produce la disolución de las rocas carbonatadas. En algunas ocasiones, el agua cargada de carbonato cálcico y otros minerales se filtra a través de las grietas de una cueva y origina la formación de estalactitas y estalagmitas.

Otros agentes son capaces de fragmentar una roca y movilizar los fragmentos. Son el agua en todas sus formas y el viento, que realizan los procesos de erosión, transporte y sedimentación.

Pregunta Verdadero-Falso
Mira la imagen y responde si la afirmación que la acompaña es verdadera o es falsa.


La siguiente roca, que encontramos en el desierto, se ha partido por un proceso de meteorización física.
Proyecto Biosfera (MEPSyD).
Licencia Creative Commons

 


Verdadero Falso


La siguiente imagen, de las cuevas de Nerja (Málaga) es un ejemplo de meteorización química.

Autor: Pedro Serafín.
Licencia Creative Commons

Verdadero Falso
Gráfico de José Alberto Bermúdez
Licencia Creative Commons
Fíjate en las imágenes de la derecha: cómo puede cambiar el paisaje, comparando el dibujo superior y el inferior.
Los ríos con cauce de agua estable tienen un importante papel en la formación del paisaje.
Podemos distinguir tres procesos en el cauce de un río:
  • Erosión, que consiste en el desgaste de rocas y que ocurre en todo el cauce del río, principalmente donde lleva más velocidad.
  • Transporte, por el que los fragmentos arrancados son trasladados de un lugar a otro.
  • Sedimentación, que tiene lugar al depositarse los materiales y se da en el curso bajo del río.

 

La erosión y sedimentación no tienen porqué estar necesariamente muy alejados: fíjate en la imagen inferior.

Autor: Biosfera (MEPSyD).
Licencia Creative Commons

Evidentemente estos procesos se dan no sólo en los ríos, también el viento los produce, el mar, los glaciares, el ser humano, etcétera.

Icono IDevice Curiosidad
Quizás hayas tenido, como yo, alguna vez la curiosidad de saber por qué algunas montañas resultan escarpadas y otras redondeadas. Buscando por la red, he encontrado que está relacionado con su edad.


Desde el momento que nace una montaña, la erosión empieza a desgastarla.

Efectivamente, sería posible saber aproximadamente la edad de una montaña por su forma, aunque no es un dato preciso. Cuanto más antigua es una cordillera, más redondeada tiene la cumbre. Con el tiempo, los bordes agudos se erosionan o desgastan por acción del viento, la lluvia y el hielo.

Las montañas de la cordillera del Himalaya (fotografía de la izquierda) son jóvenes y por eso aún son escarpadas, mientras que los montes Apalaches (a la derecha), en el Este de América del Norte, constituyen un conjunto montañoso mucho más antiguo y de cimas redondeadas, que en su día tuvieron el aspecto del Himalaya.

Autor: Desconocido. Licencia GFDL
Autor: Ken Thomas. Licencia Dominio Público