1. Problemas de contaminación

 

Sé que estás haciendo un trabajo sobre contaminación. Quizás te sirvan estas fotos que he hecho paseando por nuestra ciudad.

 

¿Qué te parecen? No hay que irse muy lejos para encontrar sitios contaminados.

Imágen 3. Autor: Kenno JC. Licencia Creative Commons Imágen 4. Autora: Mª Ángeles Díez Moronta. Derechos cedidos a la Consejería de Educación, Junta de Extremadura Imágen 5. Autor: fx57. Licencia Creative Commons

¿Qué entendemos por contaminación?

Contaminar un medio significa añadir algún elemento o materia que rompe el funcionamiento natural de un ecosistema, de tal manera que los seres vivos que lo pueblan se ven afectados de una u otra forma.

La contaminación está relacionada con el mal uso de los recursos o con un uso basado en la utilidad a corto plazo, que no contempla el futuro de la humanidad y del planeta.
Se denomina contaminación cualquier sustancia o forma de energía que se añada al aire, agua, suelo o a los alimentos, que amenace a la salud o a la supervivencia de todos los seres vivos o bien, a las actividades humanas.

La mayoría de los contaminantes son sustancias sólidas, líquidas o gaseosas, pero también pueden ser algunas formas de energía no deseadas, como el ruido o la radiación nuclear.
Los contaminantes pueden llegar al medio de forma natural, por ejemplo, mediante una erupción volcánica, o a través de las actividades humanas. Cuando los contaminantes proceden de una fuente determinada, como la chimenea de una industria, se denomina contaminación puntual; y cuando proceden de una fuente dispersa, como los pesticidas que arrastra el agua, se denomina contaminación difusa.

¿De qué dependen los daños que producen los contaminantes?

Dependen de tres factores:

  • Del tipo de sustancia química.
  • De la concentración del contaminante, la cantidad por unidad de volumen de aire, agua, suelo o peso del cuerpo.
  • Del tiempo de permanencia en el aire, agua, suelo o en el cuerpo.

Los contaminantes que son degradables, como la materia orgánica, se descomponen completamente por procesos físicos, químicos o biológicos (biodegradables); otros contaminantes son de degradación muy lenta, como los plásticos; y otros, como el plomo o el mercurio, no se degradan por procesos naturales.

Imágen 6. Autor: Antonio Vélez. Licencia Creative Commons

También se llama contaminación a la introducción de especies exóticas en un ecosistema. Por ejemplo, en Extremadura, en el río Guadiana, se ha instalado el camalote o jacinto de agua originario de la América Amazónica. El camalote necesita aguas con muchos nutrientes, cuanto más eutrofizadas mejor. Esto sucede en el Guadiana al que se aportan grandes volúmenes de fertilizantes, la mayoría nitrogenados.

Icono de iDevice Reflexión
Como curiosidad, ¿sabrías decir cuánto tiempo tarda en degradarse una bolsa de plástico, o una botella de vidrio, o una cáscara de naranja, o el filtro de un cigarrillo, o una caja de leche? Entra en esta página para ver las respuestas.

Los residuos sólidos

El incremento de la población humana durante el último siglo, unido a una cultura del consumo, está provocando un aumento incontrolable de materiales y sustancias desechables.

Se considera un residuo el material resultante de un proceso de fabricación, transformación, utilización, consumo o limpieza, cuando su propietario o productor lo abandona por carecer de utilidad.

Actualmente, los residuos son uno de los mayores problemas de la humanidad: contienen muchas sustancias contaminantes, su eliminación es cara y difícil, generan sustancias tóxicas y los vertederos producen un gran impacto ambiental.



En la imagen izquierda puedes ver la composición de los residuos domésticos en España según datos del Ministerio de Medio Ambiente.

En la imagen de la derecha puedes ver la procedencia de los residuos en las sociedades desarrolladas.