Tema 2. Nuevos materiales y sus aplicaciones

Vivimos en un mundo que está en continuo cambio. Hemos ido dividiendo nuestra historia en épocas según el material que se descubría y se usaba en ese momento: así, tenemos la Edad de Piedra, la Edad de Bronce, la Edad de Hierro, pero hoy no sabríamos decir qué material representa nuestro mundo.

Los plásticos, los materiales compuestos, las aleaciones de diferentes metales, el titanio, los materiales magnéticos, los cerámicos, los materiales inteligentes o los aerogeles se pueden encontrar en multitud de productos. Algunos tan cotidianos como el coche en el que nos movemos todos los días, el teléfono móvil o los implantes médicos, y otros no tanto como las naves que se envían al espacio, o los trenes magnéticos que se están comenzando a desarrollar.

Los nuevos materiales han hecho posible el desarrollo del transporte terrestre al mejorar los automóviles y los trenes con materiales más ligeros y más seguros. Se ha dado un salto de gigante en la navegación espacial y dentro de la medicina el uso de biomateriales está haciendo que muchas personas mejoren su calidad de vida de forma considerable.

Aunque día a día se descubren nuevos materiales, esto acaba de empezar. El número de combinaciones químicas posibles que podemos realizar con los elementos que conocemos es muy grande y el mayor conocimiento de sus propiedades hace que aún sea posible encontrar nuevos materiales con otras propiedades maravillosas.

Imagen 1. Autor: Aerogel. Dominio público
Imagen 2. Autor: NASA/George Shelton. Dominio público