1.1. La curva de demanda

Imagen de producción propia.

¿Cómo se relacionan el precio de un bien y la cantidad demandada del mismo? Si pensamos en el precio de un bien y en el número de unidades del mismo que normalmente demandaremos, seguramente llegaremos a la conclusión de que si es más barato compraremos más. Ello lleva a la conocida como ley de la demanda: como ya hemos dicho, la relación entre el precio de un bien y la cantidad demandada del mismo es inversa.

Esto nos permite dibujar una función de demanda a partir de distintos puntos. Es lo que se llama la curva de demanda.

Sin embargo, hay que hacer una observación importante. Aunque la variable independiente es el precio y la dependiente es la cantidad demandada, en economía se representa la cantidad en el eje horizontal y el precio en el eje vertical.

Veamos cómo se elabora una curva de demanda. Supongamos que somos clientes de una pastelería que elabora rosquillas. Dependiendo de cuál sea el precio al que se vendan las rosquillas, demandaremos más o menos cantidad de las mismas en un periodo de tiempo, por ejemplo, un año. Si la relación entre ambas variables es la que se establece en esta tabla,

 

la curva de demanda será la siguiente:

(Los números expresados en el gráfico son los precios para los que se demandan 1, 2, 3, 4... kg de rosquillas)
Icono de iDevice Reflexión
Si pensamos en la mayoría de los bienes y sus potenciales compradores, seguramente llegaremos a alguna conclusión sobre la demanda de los primeros. Imaginémonos por un momento un cine: ¿crees que el número de películas que cada uno de los espectadores potenciales estará dispuesto a ver será el mismo para cada nivel de precios?
Hemos visto la demanda que nosotros a título individual hacemos de rosquillas durante un periodo. Pero si pensamos en los demás, nos daremos cuenta de que cada individuo estará dispuesto a comprar más o menos unidades de un bien en función de cuál sea el precio de éste. A partir de las demandas individuales, podremos ser capaces de elaborar la demanda acumulada, o demanda del mercado. Veámoslo con un ejemplo en el que sólo hubiera dos demandantes de un producto, Juan y Almudena:

Gráficamente,

Como puede verse, gráficamente la demanda acumulada es la suma horizontal de las demandas individuales: es la curva que resulta de sumar, para cada nivel de precios, la cantidad demandada por cada persona.
Icono de iDevice Caso de estudio
Al elaborar sus embutidos, Sandra ha logrado contactar con dos cadenas de supermercados (Mercados, S.A. y Alimentaria, S.L.) como clientes de los jamones que produce. Dependiendo del precio por kg. al que se les venda, estarán dispuestos a comprar las siguientes cantidades:


  • Calcula la demanda total de los jamones de Sandra para cada nivel de precios.
  • Representa las curvas de demanda de cada uno de los clientes, así como la demanda total.