Tema 4: Fabricación de productos.

Cuando una empresa está estudiando la posibilidad de fabricrar un nuevo producto es necesario realizar una planificación pormenorizada para comprobar dos aspectos:

  1. Que se está en condiciones de poder fabricar el producto con la calidad adecuada.
  2. Hacer un análisis de costes para verificar que el proceso va a ser rentable.

El proceso de planificación consistirá en todas las actividades necesarias para distribuir los factores productivos de forma que se alcancen los objetivos previstos, con la máxima rentabilidad, del modo más fiable y con la mejor calidad posible. De manera que la demanda del producto debe provocar un ajuste de la capacidad productiva, para tratar de alcanzar un punto de equilibrio sin que se produzcan excedentes ni desabastecimientos.

Para que esto sea así se deben realizar las siguientes tareas:

  1. Planificar la capacidad de producción, es decir la cantidad de producto que se puede fabricar por unidad productiva y en la unidad de tiempo.
  2. Elaborar un plan de producción, una vez conocida la capacidad de producción se determina la cantidad que se producirá durante un tiempo determinado.
  3. Programar la producción, estableciendo un programa de abastecimiento de materias primas (cantidades y calidades), fechas de inicio y finalización del proceso, si es necesario subcontratar parte de la producción en el exterior, si se requiere aumentar temporalmente la plantilla laboral o realizar horas extraordinarias, métodos de trabajo que se utilizarán.

Imagen 01. diariomotor. Copyrigh

A lo largo de este tema vamos a estudiar cada uno de los aspectos que determinan la capacidad de producir un producto de forma adecuada.