3. Clasificación de las ciencias

En este apartado vamos a intentar responder a dos cuestiones básicas:
  1. ¿a qué obedece tal diversidad?,
  2. ¿no podríamos agrupar las ciencias y ordenarlas en una clasificación?

Respecto a la primera cuestión la repuesta es sencilla: ya hemos dicho que la ciencia es una forma de saber especializado. Según esto, cada rama de la ciencia se especializa en un objeto o en un ámbito o grupo de objetos, y se constituye como una ciencia separada que, a su vez, puede contener múltiples especialidades subordinadas. Así, la psicología se dedica a estudiar la mente y la conducta humana, la astronomía los objetos celestes, la botánica las plantas, etcétera.

Sabido esto, podemos clasificar las diferentes ciencias según el tipo de objeto que estudian. De este principio ha surgido una clasificación que es ya clásica, y que es la que se suele incluir en todos los manuales de filosofía. En la siguiente página de Internet puedes ver dicha clasificación.

En esta tabla se recogen esquemáticamente los aspectos fundamentales de las distintas ciencias:


Formales
Materiales
Ciencias

Matemáticas.

Lógica.

Naturales, humanas y sociales.

Física, química, psicología, sociología, biología, economía, antropología.

Objeto del estudio

Simbólico, formal.

Fenómenos naturales.

El ser humano (individual y socialmente).

Historia

Se desarrollan antes que las materiales.

Se constituyen a partir del Renacimiento.

Son las últimas en desarrollarse.

Método Deductivo.

Hipotético-deductivo.

Explicativo o comprensivo.

Veamos una explicación de esta clasificación:

Imag. 6. Autor: C. T. Stanford
Dominio público

  • En primer lugar las ciencias se dividen en ciencias formales (aquéllas cuyo objeto de estudio es de naturaleza formal) y ciencias materiales o factuales (aquéllas cuyo objeto de estudio es de naturaleza material, empírica y susceptible de experimentacón.
Teniendo en cuenta el primer grupo de ciencias, las formales, vemos que en ellas se incluyen las matemáticas y la lógica.
  • Las matemáticas y la lógica se denominan "formales" porque no tienen un objeto material: su objeto de estudio es de naturaleza formal, simbólica. De hecho, las matemáticas estudian relaciones entre números, mientras que la lógica investiga razonamientos formalmente correctos, es decir, relaciones entre enunciados.
  • Desde el punto de vista histórico, tanto las matemáticas como la lógica se han desarrollado antes que las ciencias naturales y sociales.
  • Atendiendo a su método dichas disciplinas son deductivas, no experimentales. Como dice Mario Bunge, son probatorias, pero no verificables.
  • La lógica y las matemáticas son saberes instrumentales, o sea, son valiosísimas herramientas de trabajo para el resto de las ciencias. De ahí que siempre formen parte esencial del lenguaje científico.
Imag. 7 Autor: Robert Jong.
Licencia: Dominio Público

Las ciencias materiales o empíricas se subdividen, a su vez, en ciencias naturales y ciencias humanas y sociales.

Las ciencias naturales son aquéllas cuyo objeto de estudio pertenece al ámbito de lo natural, entendido lo natural como la esfera de los fenómenos, sucesos y seres que no son producto del hombre. Así pues, desde el estudio de las estrellas hasta el estudio de los minerales, pasando por los animales, las plantas, los elementos químicos o los átomos son objeto de estudio de las ciencias naturales.

Históricamente la primera ciencia natural que se desarrolló fue la física. En concreto, la dinámica, que es la rama de la física que estudia y establece las leyes y principios generales del movimiento.

Imag. 8. Autor: Leoni.
Licencia: Dominio Público

El pionero en esta rama de la física fue el genial físico y matemático italiano Galileo Galilei. Sus estudios sobre el movimiento fueron innovadores, sobre todo por la metodología usada, por el uso de la demostración experimental y, claro está, por el valor que dio Galileo a las mediciones, es decir, al aspecto cuantitativo, matemático de los datos.

Más adelante se desarrolló la química, con sus investigaciones sobre la naturaleza del calor y los elementos. Por último, la otra gran rama de las ciencias naturales: la biología o estudio sobre la vida.

Ciencias físicas y biológicas constituyen los dos campos básicos de las ciencias naturales, pero su amplitud y complejidad son enormes: existen literalmente cientos de subespecialidades dentro de cada uno de estos campos.

Imag. 9. Autor desconocido.
Licencia: Creative Commons 2.5

Las ciencias humanas y las ciencias sociales tienen como objeto de estudio el mundo del ser humano: empezando por el estudio del ser humano individual desde el punto de vista de su conducta (psicología), hasta el estudio de la sociedad humana (sociología), pasando por el estudio científico de la diversidad cultural del mundo (antropología cultural).

A su vez, estas tres ramas científicas se subdividen en muchas otras, como la psicología social, la macrosociología, la antropología política, etc.

Icono IDevice Para saber más
El problema del método en las ciencias humanas y sociales

Las ciencias humanas presentan además una limitación en cuanto a la utilización del método experimental: parece claro que si su objeto de estudio es el ser humano debe existir una limitación ética en cuanto al tipo de experimentos que podemos realizar. Piensa en los experimentos que se realizan en un laboratorio con animales: sería impensable hacerlos con seres humanos.

Además, si las ciencias naturales utilizan un método explicativo causal, nos preguntamos: ¿es esto posible en las ciencias humanas? Podemos intentar explicar el comportamiento humano siguiendo el modelo de las ciencias naturales (a tales causas le siguen tales efectos), pero dejaríamos de lado algo esencial: los seres humanos actúan de forma intencional, persiguiendo objetivos, y movidos por un fin, algo que no hacen los electrones o los metales). El comportamiento humano puede ser entendido también desde dentro, es decir, comprendiendo las intenciones y motivos que lo originan.

De ahí que filósofos como Dilthey (1833-1911) plantearan que las ciencias humanas deben seguir un método comprensivo, que contempla al ser humano no como objeto, sino como sujeto de sus acciones, mientras que las ciencias naturales utilizan un método explicativo.


Icono de IDevice de pregunta Ejercicio de autoevaluación

Elige en cada caso la opción correcta.

1. En general, las ciencias se clasifican en:

  
Formales y materiales.
Explicativas o comprensivas.

2. Los enunciados de las ciencias formales se demuestran:
  
De forma experimental.
Deductivamente.

3. Las ciencias humanas o sociales presentan ciertas particularidades, debido a que:
  
Su objeto de estudio es el ser humano.
Su objeto de estudio es simbólico.

Icono de iDevice Información sobre la tarea
Ya sabemos que la frenología pretendía estudiar la personalidad humana, e incluso predecir el comportamiento, a partir del análisis de la forma de la cabeza. Asociaba cada parte del cráneo a un rasgo de la personalidad, de forma que una hendidura o protuberancia podía interpretarse como un rasgo característico de la persona (ser violenta o bondadosa, por ejemplo).
 
¿Qué clase de ciencia pretendía ser la frenología? Evidentemente, una ciencia material.
 
Pero, ¿natural o humana? Humana por su objeto de estudio (la personalidad del ser humano); sin embargo se centró en el análisis de la forma del cráneo, para lo que se llegó a inventar un aparato de medida, y esto la acerca a las ciencias naturales (como la fisiología o la anatomía).
Si haces clic en el botón inferior podrás ver imágenes en las que aparecen "mapas frenológicos" que asocian las partes del cráneo a los rasgos de la personalidad, y también visitar una página en la que se describe el aparato que hemos mencionado anteriormente.

Icono IDevice Importante
Destacamos de este apartado las siguientes ideas:
  • Las ciencias se dividen primeramente en ciencias formales y ciencias materiales o factuales.
  • Las ciencias formales son aquellas cuyo objeto de estudio es de naturaleza formal o simbólica; son las matemáticas y la lógica.
  • Las ciencias materiales se dividen a su vez en ciencias naturales (física, biología) y ciencias humanas y sociales (psicología, sociología, antropología, etcétera). Al respecto de estas últimas ha surgido una polémica en torno a la utilización de un método explicativo o de un método comprensivo.