5.1. Teorías de la verdad

El acto de conocer siempre implica la relación entre dos polos, el objetivo (el objeto que es conocido) y el subjetivo (el sujeto que conoce). Será ahí donde situaremos nuestra definición (o definiciones) de “verdad”.

Hemos visto que el conocimiento tiene lugar en las representaciones simbólicas que un sujeto posee acerca de un objeto, y que se expresan en juicios o razonamientos. La verdad deberá ser algún tipo de propiedad de nuestras representaciones en su relación con los objetos, propiedad que debe poder ser captada por cualquier sujeto.

Tenemos, por tanto, el siguiente esquema:

La verdad en el conocimiento
Fuente propia

 

La verdad se encuentra, pues, en el centro de una relación entre sujeto-representación-objeto. Dependiendo de cómo entendamos que la verdad se relaciona con esos elementos tendríamos las siguientes teorías, representadas esquemáticamente:

 

Verdad

Como correspondencia

Entre las representaciones y los objetos.

Como evidencia

De las representaciones para el sujeto.

Como coherencia

Entre las representaciones.
Como éxito

De las consecuencias prácticas de nuestros conocimientos.

Veamos con detenimiento esas distintas concepciones:

  • Verdad como correspondencia o adecuación. Esta concepción, en palabras de Bertrand Russell, consiste en que “la correspondencia con un hecho constituye la naturaleza de la verdad”. Es decir, que un juicio o enunciado sería verdadero cuando describe y se ajusta a los hechos, cuando se corresponde con ellos; y sería falso en caso contrario.
  • Esta es la concepción de la verdad de filósofos como Aristóteles, Santo Tomás de Aquino y el mencionado Bertrand Russell, concepción de la verdad que presupone la existencia de una realidad objetiva, exterior al sujeto, que éste intenta representar mediante sus juicios y enunciados. En este caso la verdad se relaciona especialmente con los objetos o hechos, a los que nuestras representaciones deben ajustarse fielmente y van referidas. Por ejemplo: el enunciado "la mesa es roja" es verdad cuando en la realidad se da que la mesa es roja.
  • La verdad como evidencia. Esta es la concepción cartesiana de la verdad. En efecto, según Descartes, cuando captamos una verdad de un modo tan claro y evidente que experimentamos la verdad de una forma tan indudable que no podemos rechazar la verdad. Con este enfoque tan subjetivo de verdad, ésta aparece relacionada con el sujeto que experimenta evidencia de verdad.
Icono IDevice Para Saber más
Para ampliar información sobre la verdad y las distintas maneras de concebirla.


Imag. 13. Autor desconocido
Licencia: dominio público
La verdad como coherencia se circunscribe al ámbito de las ciencias formales. Dicha concepción sugiere que, un enunciado es verdadero cuando no encierra ninguna contradicción consigo mismo ni con ningún otro enunciado del mismo sistema, que haya sido aceptado como verdadero.
En este caso la verdad está relacionada con las relaciones de coherencia que se establecen entre ellas. Por ejemplo, cuando un matemático dice que es verdad que "el número 3 es entero y primo", dadas ciertas definiciones de número entero y número primo, quiere decir que el enunciado "el número 3 es entero y primo" es coherente con nuestras definiciones de número entero y número primo.
 
En la verdad como éxito el criterio utilizado, desde el punto de vista práctico, para afirmar que una doctrina o teoría es verdadera es su éxito. El principal valedor de esta concepción de la verdad fue William James (1842-1910).
 
En este caso, la verdad no se relaciona especialmente con el sujeto, las representaciones o los objetos, sino con la incidencia social, política o económica de nuestros conocimientos. Por ejemplo, una teoría sobre el SIDA es verdadera si, aplicando dicha teoría, podemos curar la enfermedad. O si podemos predecir con éxito quién, en determinadas circunstancias, enfermará o no.
Icono de iDevice Ejercicio de autoevaluación
Rellena con las palabras correctas los espacios en blanco de los enunciados inferiores. Las palabras que has de utilizar son: coherencia, evidencia, correspondencia y éxito.
En los siguientes enunciados se expresa la verdad (o la mentira) de acuerdo a alguna de las concepciones estudiadas. Debes indicar con cuál.
  1. Al observar Saturno con el telescopio comprobó que era verdad que estaba rodeado por anillos. Verdad como .
  2. Lo que dijo era claramente mentira, pues se contradecía con sus afirmaciones anteriores. Verdad como .
  3. Las verdades de la geometría son tan claras que no hace falta comprobarlas experimentalmente. Verdad como .
  4. El descubrimiento de ese fármaco fue muy discutido hasta que se demostró en la práctica su efecto beneficioso. Verdad como
  

Icono IDevice Importante

La verdad puede ser entendida de diferentes formas:

  • Como correspondencia: cuando el enunciado refleja fielmente los hechos.
  • Como evidencia: cuando el sujeto capta de forma inmediata la certeza de un enunciado.
  • Como coherencia: cuando el enunciado es coherente con otros enunciados.
  • Como éxito: cuando el criterio es el éxito de las consecuencias prácticas de los enunciados.