1. Captchas y máquinas pensantes

Seguramente te has encontrado en Internet con imágenes como las siguientes:
Captcha Captcha
Imágen 1. Autor: Desconocido. Dominio público Imágen 2. Autor: G Wirke. Dominio público

Dichas imágenes son una especie de clave que un ordenador reclama que repitamos para acceder a los contenidos de la página o para poder iniciar una descarga. El nombre de tan extraños códigos es captcha, palabra que es el acrónimo inglés de Completely Automated Public Turing test, es decir, "prueba de Turing pública y completamente automatizada".

Como ves, los captchas son pruebas sencillas de reconocimiento de caracteres, que aparecen desfigurados. Un ser humano los resuelve sin dificultad, reconoce las letras o números y los reescribe correctamente, pero una máquina tiene serias dificultades para hacerlo. ¡Por ahora! Con estos recursos alfanuméricos quieren asegurarse que quien accede a ciertos contenidos es una persona y no una máquina, proponiendo una prueba, el captcha, que una máquina no es capaz de resolver. Así que cuando tecleamos esas letras o números están queriendo saber si somos humanos o máquinas!

Los programas informáticos avanzan de manera imparable realizando cada vez mayor número de tareas, entre ellas, el reconocimiento de caracteres. Por eso, los captchas deben ser corregidos de forma que sigan permitiendo distinguir a las máquinas de los humanos. En consecuencia, los captchas constituyen un modo de proteger los contenidos de las páginas web de los "ataques" de programas informáticos que podrían colapsar dichas páginas y/o introducir virus informáticos.

Icono IDevice Objetivos
  • Puedes ampliar información sobre los captchas en este enlace.

El inspirador del captcha fue Alan Turing (1912-1954), matemático y lógico inglés, considerado uno de los padres de las computadoras y de la informática moderna. Turing se planteó la cuestión de la inteligencia artificial proponiendo una prueba (el test de Turing) que permitiera aclarar si las máquinas son realmente inteligentes. Pero, todo esto lo veremos en el siguiente apartado.
Icono IDevice Actividad de Lectura
La cuestión de la inteligencia artificial ha ocupado a muchos filósofos durante el último siglo. El siguiente texto es una muestra del tipo de preguntas que esa cuestión ha suscitado.

"El computador mismo se ha convertido en un objeto de investigación filosófica. Consideremos algunos ejemplos:
  • Propongo considerar la cuestión ¿puede pensar una máquina? (Turing, 1950).
  • ¿Cómo podríamos reconocer [...] si un organismo o máquina [...] es una entidad que tenga una mente? (Anderson, 1964).
  • ¿Existe una diferencia esencial entre un ser humano y una máquina? (Scriven, 1956).
  • ¿Podría un robot tener sentimientos? (Ziff, 1959).
  • ¿Tendrían los robots derechos civiles? (Putnam, 1960).
  • ¿No es teológicamente imposible la producción de un ser humano artificial, puesto que usurparía la prerrogativa divina? (Mackay, 1965)" (Allen Newell (1973), Inteligencia artificial y el concepto de mente, Cuadernos Teorema, 1980, p. 79).

En este fragmento de Allen Newell vemos que se citan diversos problemas. La cuestión de la inteligencia artificial puede plantearse desde muchas y distintas perspectivas: desde la filosófica, psicológica, política e incluso desde una perspectiva teológica. ¿Puedes relacionar a los autores de las citas con las perspectivas mencionadas?