4. Sociologismo moral: la negación de la ética

Icono IDevice E. Durkheim
Imágen 9. Autor: Desconocido
Dominio público

¿Qué es el sociologismo moral? Para Émile Durkheim, uno de los fundadores de la escuela moderna de sociología, el ser humano recibe de la sociedad en la que vive un sistema de valores y normas morales. Esto significa que la sociedad impone al individuo una serie de valores, por lo que el papel de la persona es puramente pasivo.

Además, las normas morales tienen como sentido último cohesionar la sociedad. Así que la fuerza moral de dichas normas procedería, en última instancia, de la presión social, siendo sancionadas las conductas inapropiadas que se salen del marco de lo que esa sociedad considera como aceptable.

El sociologismo niega, pues, la libre capacidad de los individuos para asumir normas propias, para cambiar las establecidas y/o para actuar en contra y al margen de las nomas morales imperantes. El sociologismo supone una negación de la autonomía moral de los individuos, considerándolos meros receptores y sujetos pasivos, bajo la influencia de las presiones sociales.


Icono IDevice Objetivos
Pulsa en este enlace para leer una definición del sociologismo y una refutación del mismo.

Icono de iDevice Reflexión
Imágen 10. Autor: Desconocido. Dominio público

¿Estás de acuerdo con el sociologismo? Para que reflexiones acerca de esta teoría, pensemos en lo siguiente: en la Alemania nazi la presión social en contra de los judíos era fortísima, y sin embargo hubo individuos que, en contra de esa presión social, se jugaron la vida para ayudar a personas de religión judía que estaban en grave peligro. Les ayudaron a esconderse, a escapar, a salvarse de los campos de concentración...

¿Cómo se explicarían estos fenómenos si el sociologismo moral fuese una teoría correcta?

Redacta unas pocas líneas explicando tu postura a favor o en contra del sociologismo.

Icono de IDevice de pregunta Pregunta de Elección Múltiple
El sociologismo:
  
Afirma la capacidad de individuo para asumir sus propias normas y desafiar a la sociedad.
Niega que el individuo pueda darse a sí mismo normas contrarias a las normas sociales, porque la presión social somete a la persona.
Afirma que las normas sociales no cumplen ninguna función social, ya que son normas individuales.