2.1. Las revoluciones de 1820


Elaboración propia
Icono IDevice Importante

La Revolución de 1820 o ciclo revolucionario de 1820 es un conjunto de procesos revolucionarios que tienen lugar en Europa alrededor de esta fecha.

Surgieron como reacción al restablecimiento del Antiguo Régimen en el Congreso de Viena de 1815, tras la derrota de la Francia revolucionaria. Sus ejes ideológicos fueron el liberalismo y el nacionalismo. Haz clic sobre el enlace  para tener una visión de conjunto sobre ellas.


Icono IDevice Galería de imágenes
Muestra Imagen América Latina
América Latina
Muestra Imagen Europa Mediterránea
Europa Mediterránea
Muestra Imagen Rusia
Rusia

En 1820 se produjo la primera intentona contra la Restauración. Se caracterizó por su localización mediterránea y oriental.

Las masas de población quedaron al margen de esta oleada revolucionaria. Fueron movimientos muy minoritarios impulsados fundamentalmente por los militares y apoyados por sociedades secretas. Con la vuelta al Antiguo Régimen, los militares habían visto peligrar sus carreras militares, puesto que los ascensos quedaban reservados a los grupos privilegiados (del periodo napoleónico había permitido los ascensos por méritos de guerra, no por nacimiento)

Estos movimientos revolucionarios se iniciaban mediante pronunciamientos militares (golpes de Estado encabezados por algún mando del ejército) e imponían una Constitución, es decir, limitaban el poder del rey, pero la intervención de la Cuádruple alianza restablecía de nuevo el antiguo orden. Sólo triunfaron los movimientos con carácter nacionalista, el de los griegos en 1828 frente a los turcos y el de las colonias sudamericanas frente a España.

Icono IDevice Para saber más

Si quieres conocer todos los escenarios de la revolución de 1820 accede a la siguiente presentación con el último de los escenarios, el territorio griego:


La Independencia de América del Sur

La influencia de la Independencia de las trece colonias en América del Norte y la compleja situación en España permiten el triunfo de la independencia de parte de América del Sur.

Hubo algún intento de intervención aliada para detener esta oleada revolucionaria y restablecer el poder del rey absoluto, pero estos se toparon con la frontal oposición de los Estados Unidos de América cuyo presidente Monroe, en 1823, lanzó la proclama "América para los americanos", dejando claro su rechazo a cualquier tipo de intervención europea en el continente.

El siguiente documental te permitirá tener una visión de conjunto de ambos procesos

Icono IDevice Importante
El balance de esta oleada revolucionaria es de fracaso debido tanto al escaso apoyo popular cómo a la intervención de los estados absolutistas.
Sólo triunfaron los movimientos con carácter nacionalista, el de los griegos en 1828 frente a los turcos y el de las colonias sudamericanas frente a España.
Recuerda, que el nacimiento de Grecia supone el primer cambio en el mapa europeo trazado en Viena. 

AV - Pregunta Verdadero-Falso
Contesta si son verdaderas o falsas las siguientes afirmaciones


La oleada revolucionaria de 1820 afectó a todo el continente europeo

Verdadero Falso


Las revoluciones de 1820 tuvieron mucho apoyo popular.

Verdadero Falso


El único estallido revolucionario de 1820 que logró su triunfo en Europa fue el griego

Verdadero Falso     


Las antiguas colonias españolas  consiguen, dentro de esta oleada revolucionaria, independizarse de España

Verdadero Falso
Icono IDevice Para saber más

La independencia de Grecia y la Cuestión de Oriente.

Batalla de Navarino de Reinagle. Fotografía en wikimedia commons.
Licencia creative commons.

 

El imperio turco que controlaba el Mediterráneo oriental se encontraba, desde el siglo XVIII, en plena decadencia. Esta situación de debilidad fue aprovechada por los movimientos nacionalistas para intentar luchar por su independencia.

Los primeros en intentarlo fueron los griegos, proclamando su independencia en 1822. El heroísmo de los sublevados (defensa de Misolinghi) y las atrocidades de los turcos (matanza de Chio) suscitaron una corriente de simpatía popular en toda Europa hacia el pueblo griego.

Este apoyo no encontró eco entre los gobiernos europeos. Curiosamente, la claridad que tuvieron para mantener el principio de legitimidad, se ennegreció cuando vieron posibilidad de aumentar su influencia en un Imperio en descomposición. Rusia, Inglaterra y Francia pretendían beneficiarse territorialmente de la decadencia turca, por ello reconocieron la independencia de Grecia en la Conferencia de Londres (1830).

Se inicia la complejísima "Cuestión de Oriente". Se conoce con ese nombre al conjunto de problemas que surgen durante los siglos XVIII y XIX, como consecuencias del debilitamiento progresivo hasta llegar a la caída final del Imperio Otomano. Puedes conocer este proceso en el siguiente mapa animado. En esta descomposición encontramos el origen del actual problema de Kosovo.