Tema 2. Identificamos las unidades de la lengua

 

Fonogramas chinos

Vamos a adentrarnos, en este tema, en el nivel fónico. En él, incluimos aquellas unidades que se relacionan con la lengua (fonemas), con el habla (sonidos) y con la escritura (grafías). Su estudio se engloba dentro de tres disciplinas lingüísticas: la Fonología, la Fonética y la Ortografía, respectivamente.
 
Nuestro objetivo es que aprendas a diferenciarlas con claridad, evitando las incorrecciones, principalmente ortográficas.
 
Cuando pronunciamos, los fonemas se convierten en sonidos. Algunos son muy sencillos de diferenciar; por ejemplo, todos somos capaces de distinguir el sonido [ j ] de un hablante del norte y el de uno del sur de la península. Sin embargo, existen también otras diferencias que no se aprecian fácilmente en el habla y que dependen del punto y del modo de articulación.
 
De todos ellos reflexionaremos a lo largo de este tema.
Canyon / Cañón

Al escribir, los sonidos se transforman en grafías o letras. Vas a comprobar que no existe correspondencia exacta entre ambos, lo que conlleva algunas dificultades ortográficas.

Incluso existen sonidos que son representados por un grupo de dos letras; es lo que llamamos dígrafos. Es el caso, por ejemplo, de la grafía ch para el sonido [ĉ], de la letra qu [k], gu [g]... Dentro de las lenguas peninsulares, el catalán es la que contiene un mayor número de dígrafos.

El castellano cuenta con un fonema propio, /ñ/, tan peculiar para nosotros que forma parte, incluso, del nombre de nuestro país. Para representar su sonido, los distintos idiomas adoptan diferentes dígrafos: francés (gn: Espagne); inglés (ny: canyon), portugués (nh: español), catalán (ny: espanyol), etcétera.

En la actualidad, esta grafía puede ser utilizada en los dominios de Internet. Sin embargo, hace años, la propuesta de la UE (Unión Europea) de eliminarla del alfabeto español trajo consigo una gran controversia.

Puedes ampliar tu información sobre el tema en este enlace.