Tema 3. Nos comunicamos con las palabras

Vamos a centrarnos, a lo largo de este tema, en el estudio de la estructura interna de la palabra, así como en los diferentes procedimientos de formación de términos nuevos.

Conoceremos, de esta forma, algunas de las posibilidades que tiene nuestro idioma de enriquecer su léxico comprobando cómo, a partir de una palabra simple, podemos formar muchas otras mediante la unión de lexemas, prefijos o sufijos.

De esta forma, creamos vocablos compuestos, derivados y parasintéticos.

Realizaremos, asimismo, el análisis morfemático de algunos vocablos para reconocer sus constituyentes.

Existen, además, otros procedimientos que aportan al léxico español una gran riqueza y variedad: siglas, acrónimos y acortamientos de palabras. Esta cualidad del léxico español conlleva un buen número de dificultades para nuestro estudiante norteamericano, que es consciente de la gran variedad de recursos de los que dispone nuestra lengua para formar palabras y que él está decidido a aprender porque sabe que, de esta forma, su comunicación será mucho más fluida.

Finalmente, estudiaremos los préstamos o extranjerismos. Estos pueden resultar a veces necesarios para referirnos a un término que no tiene equivalente en castellano. Tenemos que ser conscientes de que son cada vez más abundantes, propiciados por Internet y por el intercambio de información a nivel mundial. Sin embargo, debemos prestar mucha atención a su uso y evitarlos cuando son innecesarios.

Nuestro propósito es reflexionar sobre la importancia de la palabra como base de la comunicación humana. Con ella se han escrito las obras literarias; con ellas, expresamos nuestros sentimientos e ideas.