4.1. La lírica del XV: la poesía cancioneril

Imágen 5. Autor: Desconocido. Dominio público

En el siglo XV pervive la lírica tradicional cantada por el pueblo, que nos llega de la Edad Media: el villancico y la cantiga o canción.
 
Pero el gran desarrollo de la poesía va a venir desde los ambientes palaciegos y cortesanos, a través de los llamados cancioneros. En ellos se va a recoger:
  • La lírica tradicional, la de composiciones breves con versos octosílabos, en especial, de tema amoroso, pero también didáctico, burlescos o de celebración. Su origen es provenzal y, gracias a la moda cortesana y urbana de los siglos XV a XVII, nos ha llegado hasta nuestros días.
  • La de influencia italiana, alegórica-dantesca, en verso de arte menor o mayor, en la que nos podremos encontrar incluso intentos de sonetos.
Icono IDevice Actividad

Este esquema resume el panorama anteriormente expuesto:

Haz clic sobre la imagen para ampliarla. 


Icono IDevice Curiosidad
La investigación literaria data los primeros villancicos en el siglo XIII, siendo difundidos en España en los siglos XV y XVI, y en Latinoamérica, desde el siglo XVII. En sus inicios son "canción de la villa" o "canción campesina", utilizados en fiestas, para registrar los principales hechos de una comarca y de la vida cotidiana de los pueblos. Pero, a lo largo de la historia, el villancico sufrió muchísimas transformaciones, hasta que, a partir del siglo XIX, su nombre se reservó exclusivamente para denominar a los cantos que aluden al misterio de la Navidad, tal y como los conocemos hoy en día.

Icono de iDevice Actividad de Espacios en Blanco
Completa el siguiente crucigrama con los términos que aparecen en este capítulo:

Verticales:

  1. Figura retórica que presenta ideas abstractas, utilizada por Dante.
  2. Lírica de origen provenzal, cantada por el pueblo, de tema amoroso y con verso octosilábico.
  3. Institución que reúne a los nobles, señores y vasallos en torno al rey.

Horizontales:

  1. Composiciones poéticas no destinadas al canto, muy utilizadas por el Marqués de Santillana, junto a las serranillas.
  2. Recopilaciones de composiciones líricas muy frecuentes en el siglo XV y XVI.
  3. Género literario que, a través del verso, expresa los sentimientos del autor.
  4. (Al revés) Lírica hecha en la corte.
  5. Composición elegiaca.
          2
           
                     
1

       
                     
    1
               
2
                   
    3
   
                   
              3
   
      4
   
                 
                   
        5
 
                     
  

Icono IDevice Objetivos
La lírica del siglo XV es muy extensa y, antes de que nos adentremos en los siguientes apartados, puedes conocer una visión general de la misma en esta página de Lecciones de literatura.

Imágen 6. Autor: Desconocido. Dominio público

Con el paso del tiempo, la aristocracia va concentrándose en núcleos urbanos, dando lugar a cortes palaciegas en torno a la figura de un alto noble o del mismo rey.

Esta tendencia va a ser una de las principales causas de la eclosión poética que se vive a finales del siglo XIV y en el XV: se pone de moda rodearse de literatos y muchos nobles se convierten en mecenas de estos poetas.

La poesía trovadoresca, a través de las influencias italianas, se va aclimatando a los ambientes castellanos

Icono de iDevice Reflexión
El Marqués de Santillana reflexiona sobre esta moda poética en su Proemio y Carta de la siguiente manera:

"¿Y qué cosa es la poesía, que en el nuestro vulgar 'gaya ciencia' llamamos, sino un fingimiento de cosas útiles, cubiertas o veladas con muy hermosa cobertura, compuestas, distinguidas y escandidas por cierto cuento, peso y medida? Y ciertamente, muy virtuoso señor, yerran aquellos que pensar quieren o decir que solamente las tales cosas consistan y tiendan a cosas vanas y lascivas; que bien como los fructíferos huertos abundan y dan convenientes frutos para todos los tiempos del año, así los hombres bien nacidos y doctos, a quien estas ciencias de arriba son infusas, usan de aquellas y del tal ejercicio según las edades. Y si por ventura las ciencias son deseables, así como Tulio quiere, ¿cuál de todas es más prestante, más noble y más digna del hombre, o cuál más extensa a todas especies de humanidad? Ca las oscuridades y cerramientos de ellas, ¿quién las abre, quién las esclarece, quién las demuestra y hace patentes sino la elocuencia dulce y hermosa habla, sea metro, sea prosa?

Cuanta más sea la excelencia y prerrogativa de las rimas y metros que de la suelta prosa, sino solamente a aquellos que de las porfías injustas se cuidan adquirir soberbios honores, manifiesta cosa es. Y así, haciendo la vía de los estoicos, los cuales con gran diligencia inquirieron el origen y causas de las cosas, me esfuerzo a decir el metro ser antes en tiempo, y de mayor perfección y más autoridad que la suelta prosa."

  • ¿Considera el autor poesía y prosa en un mismo nivel literario?
  • ¿Cómo define la poesía?
La producción poética cortesana es inmensa y de ella tenemos noticias gracias a compilaciones conocidas como "Cancioneros" (de ahí su denominación de "poesía cancioneril") y a los pliegos sueltos.
Imágen 7. Autor: Desconocido. Dominio público

Los Cancioneros son antologías de poemas que responden a una unidad, ya sea temática (Cancionero de obras devotas de 1492), temporal (Cancionero de Stúñiga) o geográfica (Cancionero Antequerano). Ahora bien, a veces, simplemente, se recogen varias hojas sueltas (no importa calidad, tiempo ni materia) y, cuando hay suficientes para formar un tomo, se llevan al encuadernador. Son los que el erudito extremeño Rodríguez Moñino llamó "volúmenes de poesías varias".

Entre los poetas que destacan en este extraordinario ambiente literario cabe destacar al ya mencionado Marqués de Santillana, que cultivó la poesía moral (Proverbios, Diálogo de Bías contra Fortuna), política (Doctrinal de privados) y alegórica (La comedieta de Ponza), aunque lo más sobresaliente de su producción son, sin duda, las serranillas, poemas donde un caballero se enamora de una pastora; y a Juan de Mena que, con un estilo muy artificioso, destaca por su obra Laberinto de Fortuna.

Pero, sobre todo, hay que mencionar a Jorge Manrique, del cual también podemos encontrar algunos textos en los Cancioneros:

No tardes, Muerte, que muero;
ven, porque viva contigo;
quiéreme, pues que te quiero,
que con tu venida espero
no tener guerra conmigo.
Remedio de alegre vida
no lo hay por ningún medio,
porque mi grave herida
es de tal parte venida,
que eres tú sola remedio.
Ven aquí, pues, ya que muero;
búscame, pues que te sigo;
quiéreme, pues que te quiero,
e con tu venida espero
no tener vida conmigo.

Más adelante profundizaremos en la producción de Manrique.

Icono IDevice Actividad
Los cancioneros recogen las composiciones poéticas de los siglos XIII, XIV, XV y XVI que circulaban en pliegos sueltos, escritos a mano generalmente, por su autor o por alguna otra persona que los copiaba de otro cancionero o de libros impresos (a partir de la invención de la imprenta).
 
Los primeros conocidos son los gallegos-portugueses (por ejemplo, el Cancionero de Ajuda) que recogen poesía de los siglos XIII y XIV, en su mayoría cantigas (de amor, de amigo y de escarnio). El primer cancionero castellano conocido es el de Baena, ya en el siglo XV.