1. Góngora

Icono IDevice Actividad de Lectura

En 1587, cuando contaba con 26 años, Góngora (1561-1627) se autorretrató jocosamente en este romance:

[...]
Cuanto a lo primero,
es su señoría
un bendito zote
de muy buena vida,
que come a las diez
y cena de día,
que duerme en mollido
y bebe con guindas;
en los años mozo,
viejo en las desdichas,
abierto de sienes,
cerrado de encías;
no es grande de cuerpo,
pero bien podría
de cualquier higuera
alcanzaros higas;
la cabeza al uso,
muy bien repartida,
el cogote atrás,
la corona encima;
la frente espaciosa,
escombrada y limpia,
aunque con rincones,
cual plaza de villa;
las cejas en arco,
como ballestillas
de sangrar a aquellos
que con el pie firman;
  los ojos son grandes,
y mayor la vista,
pues conoce un gallo
entre cien gallinas;
la nariz es corva,
tal, que bien podría
servir de alquitara
en una botica;
la boca no es buena,
pero a mediodía,
le da ella más gusto
que la de su ninfa;
la barba, ni corta
ni mucho crecida,
porque así se ahorran
cuellos de camisa;
fue un tiempo castaña,
pero ya es morcilla:
volveránla penas
en rucia o tordilla;
los hombros y espaldas
son tales, que habría,
a ser él san Blas,
para mil reliquias;
lo demás, señoras,
que el manteo cobija,
parte son visiones,
parte maravillas.
[...]
 

Es fiero poeta,
si lo hay en la Libia,
y cuando le toma
su mal de poesía,
hace verso suelto
con Alejandría,
y con algarrobas
hace redondillas;
compone romances
que cantan y estiman
los que cardan paños
y ovejas desquilan,
y hace canciones
para su enemiga,
que de todo el mundo
son bien recibidas,
pues en sus rebatos
todo el mundo limpia
con ellas de ingleses
a Fuenterrabía.


Además de la descripción física, el retrato aporta algunas otras características más psicológicas del poeta cordobés. Leamos entre líneas para comprender mejor su personalidad.


Icono IDevice Actividad
Imagen 4. Autor: Diego de Velázquez.
Dominio público

Luis de Góngora es el máximo exponente de la poesía culterana, corriente estilística que cultiva la forma para crear belleza e impresionar los sentidos del lector con estímulos de luz, color y sonido.

Para conseguir este propósito, Góngora somete el lenguaje a una difícil operación lingüística: latinización de la sintaxis a través del hipérbaton, y del vocabulario por medio de cultismos; potenciación al máximo de la musicalidad, el colorido y la luminosidad del lenguaje, mediante la utilización de determinados recursos estilísticos: metáforas, epítetos, paranomasias, uso de la mitología...


Icono IDevice Pre-conocimiento
 Imagen 5. Autor: Antonio Chacón. Dominio público

La obra del poeta no pasó desapercibida en ningún momento. Desde sus seguidores más inmediatos hasta los grandes revitalizadores del poeta cordobés, la Generación del 27, su producción ha sido tanto vilipendiada como elogiada. El hermetismo de la vida de Góngora coincide con la necesidad, preconizada por Ortega y Gasset, de mantener rigurosamente alejadas vida y literatura, así como la absoluta preponderancia de la técnica sobre el sentimiento.

El objetivo de la poética gongorina, tendente a la intensificación y potenciación de lo real, debieron de impresionar hondamente a los artistas del 27. “Profesor de los cinco sentidos” lo llamó Lorca en la conferencia pronunciada en Granada en 1927. De hecho, fue la celebración de un funeral en honor del poeta barroco, al cumplirse el tercer centenario de su muerte, el acto fundacional de esta generación poética.  Cuenta Dámaso Alonso que la invitación al funeral había aparecido en la revista Carmen de Gerardo Diego, e iba firmada por “los nietos de Góngora”; al mismo tiempo, numerosas invitaciones habían sido cursadas a las autoridades locales. A la misa celebrada en la iglesia barroca de Santa Bárbara, en Madrid, asistieron, a pesar de la publicidad desarrollada, solo unos pocos amigos más. Los oficiantes examinaban atentamente a aquellos jóvenes enlutados, tratando de descubrir quién de ellos sería el pariente más próximo del difunto, para echarle una mayor dosis de incienso.

Aparte del carácter jocoso de la anécdota, el hecho pone en evidencia el interés de la “generación” por un poeta hasta entonces proscrito, así como un reconocimiento y una admiración por su poesía y por los conceptos que de ella se desprenden.


Icono IDevice Objetivos
La vida y obra de Góngora, así como la misma tendencia culterana,  necesitaría casi una biblioteca completa para ser explicada y entendida. Pero ya sabes que un camino se hace con un primer paso. 

Icono de iDevice Actividad de Espacios en Blanco
Completa el crucigrama con términos relacionados con la estética culterana.

Horizontales:

  1. Conjunto de características rítmicas y sonoras propias de la música y gratas al oído.
  2. Palabra o expresión de origen latino.
  3. Recurso que une dos imágenes o sensaciones procedentes de diferentes dominios sensoriales.
  4. Conjunto de leyendas sobre dioses y personajes sobrenaturales.
  5. Desorden sintáctico.

Verticales:

  1. Palabra que no ha evolucionado desde su origen clásico. 
  2. Adjetivo ornamental.
  3. Figura que relaciona un término real con otro imaginado.
  4. Recurso que relaciona dos términos por semejanza de sonido o por etimología.
            1
               
  1
   
                           
                           
      2
   
              2
          4
  3
   
                    3
 
4
     
                       
        5