Tema 3. La poesía del Barroco. Temas y formas


Imagen 3. Autor: Georges de La Tour. Dominio público

Aquel poema de Quevedo también pasó a formar parte de mi biografía. Y aquel libro, junto con los que encontré en la casa de mi madre, a mi vuelta, los traje aquí, a esta biblioteca en la que he trabajado toda mi vida.

Ahora descansa en el pasillo de la lírica del siglo XVII, junto a la de los otros dos grandes autores: Góngora, representante del culteranismo y Lope de Vega, dentro de la corriente casticista. Los tres fueron el puente hacia la modernidad poética desde el Renacimiento en los aspectos más importantes y los tres, cada uno en su estilo, me sirvieron para superar la pérdida de tantas cosas que dejé atrás.

Luego, en la universidad, de ellos solo aprendí lo que los manuales de literatura querían contarnos:

  • En métrica, el verso endecasílabo y los modelos del Renacimiento se mantienen, pero se rompe con el dogma clásico del decoro, en que cada tema debe tratarse en una forma métrica determinada. Una novedad importante es la utilización de letrillas, composiciones burlescas de versos de arte menor que presentan estribillo y verso de vuelta, como los villancicos.
  • Los temas en la lírica del siglo XVII son muy variados. Continuaban siendo motivos de inspiración los temas del Renacimiento, pero en el Barroco se convierten prácticamente en juegos retóricos y conceptuales.
    • En el tratamiento del tema del amor sigue presente la línea del petrarquismo, a la que se añade la sensualidad, el recargamiento en la pasión, el tono de desesperación e, incluso, la presencia de la muerte.
    • La Naturaleza pierde la visión platónica y se convierte en un fondo decorativo.
    • Al amor a la naturaleza, se unen las recreaciones mitológicas como recursos poéticos de carácter estético y simbólico.
    • Pero el tema más significativo va a ser el desengaño, que se presenta desde diversas perspectivas: sátiras contra el lujo, el dinero, la ambición y el poder; alabanzas de la pobreza y de las ruinas; y advertencias sobre la caducidad de la belleza y lo efímero de las glorias terrenales.

Por supuesto, como principales manifestaciones temáticas del desengaño aparecen la fugacidad del tiempo y las reflexiones sobre la muerte, unidas frecuentemente al juego entre apariencia y realidad. Es este el tema presente en la poesía de carácter moral, inspirada en el estoicismo senequista que tanta importancia tendrá en el pensamiento de este siglo. Y, en contraste con el tono melancólico y desilusionado de la poesía moralizante, existe una corriente cómico-burlesca, basada en la sátira mordaz y jocosa, de fuerte sentido crítico a la vez que humorístico".

Icono de iDevice Caso de estudio
Relaciona las dos columnas:
a) Quevedo.
b) Verso endecasílabo.
c) Platonismo y vitalismo.
d) Góngora.
e) Lope de Vega.
f) Prudencia.
g) La fugacidad del tiempo. 
1. Culteranismo.
2. Tópico barroco.
3. Barroco.
4. Renacimiento.
5. Conceptismo.
6. Casticismo.
7. Soneto.

Pregunta de Selección Múltiple
Selecciona la respuesta correcta:

1. La lírica barroca:

Continúa los temas y las formas renacentistas sin apenas añadir nada.
Plantea mayor complejidad temática y de recursos formales que la del Renacimiento.
No tiene apenas producción.



2. Cuando hablamos de Siglo de Oro, ¿a qué nos referimos?
A una época de grandes riquezas.
Al siglo XVII, donde hubo un incremento económico en España.
A la época de esplendor artístico y literario, comprendida entre los siglos XVI y XVII.



Icono IDevice Objetivos
No se puede decir cuál de los tres grandes géneros, poesía, narrativa o dramática, tuvo más éxito en el Barroco. Lo que sí es seguro es que la poesía y, en especial, los poemas de carácter humorístico fueron muy celebrados por todas las clases sociales de la España del XVII.