5. Circulación general de la atmósfera

Las grandes masas de aire se mueven debido a la diferencia de presión que se establece entre las distintas latitudes como consecuencia de la diferencia de energía recibida por el Sol en las distintas zonas de la tierra. Así el aire se desplaza desde las zonas de la Tierra donde existen altas presiones (menos calentamiento) a las zonas con bajas presiones (mayor calentamiento).

El primer modelo para explicar la circulación atmosférica fue propuesto por Hadley a principios del siglo XVIII que afirmaba que el aire caliente de las zonas próximas al ecuador asciende y el frío de los polos desciende, formando una gran célula convectiva para cada hemisferio.


Sin embargo, este esquema se complica ya que en la distribución de las presiones intervienen:

  1. La posición de los continentes y los océanos.
  2. Los relieves de los continentes.
  3. El efecto Coriolis.

Debido a estos factores la situación real es la siguiente:

  1. Las bajas presiones aparecen en la zona del ecuador y sobre los 60º de latitud norte y sur. Por tanto, son las zonas en las que el aire asciende.
  2. Las altas presiones se sitúan en las latitudes subtropicales, entre los 30º y 40º de latitud de ambos hemisferios, y en los dos polos. En estas zonas el aire desciende.

Por tanto, se forman tres células convectivas en cada hemisferio y los vientos casi nunca se desplazan en dirección Norte-Sur, sino de forma oblicua o incluso perpendicular a los meridianos por el efecto Coriolis.

 

Las tres células convectivas son:

1- La célula de Hadley: Desde el ecuador hasta los 30º de latitud tanto norte como Sur. En la zona ecuatorial el aire se calienta, pierde densidad y se eleva, constituyendo una zona de bajas presiones. El aire se enfría y desciende en las latitudes tropicales (30º de latitud Norte y Sur) y se desplaza una parte hacia el polo y otra hacia el ecuador donde se calienta de nuevo.

En la zona del Ecuador, por tanto, confluyen vientos procedentes del Norte y del Sur. Dicha zona de convergencia se denominada Zona de Convergencia Intertropical (ZCIT). Puedes observarla en la animación superior y con más detalle en la inferior. Los vientos originados se denominan alisios.



Icono de iDevice AV - Reflexión

Observa la animación superior (ZCIT) y determina cómo es el sentido correcto de los vientos alisios. ¿A qué crees que es debido este comportamiento?

2- La célula de los vientos del oeste. En la zona de las latitudes medias o templadas. Los trópicos son zonas de altas presiones. Una parte de los vientos refuerza a los alisios y otra parte se dirige hacia los polos desde el Oeste por lo que se denominan Vientos del Oeste.

3-La célula convectiva polar. Se extiende desde las zonas de altas presiones polares y las zonas de bajas presiones situadas a los 60º de latitud. El aire desciende en la zona polar y se desplaza hacia el sur desde el Este en ambos hemisferios, son los Vientos polares del Este.

 

 

En estas latitudes medias es donde tiene lugar el choque entre el aire cálido subtropical y el polar, dando lugar a un área de gran turbulencia. La zona de choque entre ambas corrientes es el frente polar, en ella el aire cálido asciende sobre el aire frío polar. Este esquema global se complica por la aparición de vientos locales.

 


 

En las capas altas de la troposfera, sobre los 11Km de altitud, se forma la corriente en chorro, un viento que se desplaza a una velocidad entre los 180 y 385 Km/h. Se origina en distintas latitudes, distinguiéndose la corriente en chorro polar sobre los 60º de latitud, la subtropical sobre los 30º y la tropical en los 15º. En las dos primeras, el aire se desplaza de Oeste a Este, mientras que la corriente tropical lo hace de Este a Oeste. Desempeñan un importante papel en la formación de precipitaciones.

 

Los monzones

Se originan a causa de las diferencias de temperatura entre el océano Índico y en continente asiático, de manera similar a las brisas aunque a mayor escala.

En invierno, el continente asiático sufre un fuerte enfriamiento, el aire frío tiende a descender produciendo condiciones anticiclónicas, tiempo despejado, seco y frío; es el monzón de invierno.

En el verano, la circulación se invierte, el viento sopla desde el océano hacia el continente. Este aire cargado de humedad al penetrar en el continente, se encuentra con la cordillera del Himalaya, asciende y se enfría, produciendo abundantes nubes y precipitaciones muy intensas que ocasionan graves inundaciones. Es el monzón de verano. Estas lluvias son de gran importancia para el cultivo de arroz.