2. Gases contaminantes de la atmósfera

Si observáramos en detalle los gases que expulsan las fábricas veríamos toda una serie de moléculas nocivas tanto para el medio ambiente como para la salud humana. En este apartado estudiaremos las más frecuentes y peligrosas (se desarrollan en forma de fichas al final de la página).

Por desgracia, no hace falta ir hasta la industria para encontrar estas moléculas. Muchas de las actividades cotidianas que hacemos las pueden generar. Un ejemplo sería el transporte en coche.

¿Sabes qué tipo de gases expulsan los coches?. Busca en internet y averígualo Cuando termines de estudiar este apartado comprueba tu respuesta y descubre qué efectos negativos pueden generar.

Imágenes bajo licencia de Creativ Commons (Wikipedia Commons) atmósfera contaminada

Fuente imagen coches: Banco de imagénes del IFSTIC
Clorofluorocarbonos (CFCs)
Tipo de contaminante: Primario
Fuentes antrópicas:
Sprays, industria del frío.
Características y efectos medioambientales y para la salud:
Desde los años 1960, se ha demostrado que los CFCs, también llamados "freones", tienen efectos potencialmente negativos: contribuyen de manera muy importante a la destrucción de la capa de ozono en la estratosfera, así como a incrementar el efecto invernadero. El protocolo de Montreal (1987) puso fin a la producción de la gran mayoría de estos productos.

 

Monóxido de carbono (CO)
Tipo de contaminante: Primario.
Fuentes naturales:
Oxidación del CH4 atmosférico.
Fuentes antrópicas:
Combustiones incompletas de gasolinas y gasóleo, refinerías de petróleo y plantas de tratamiento de combustibles fósiles.
Características y efectos medioambientales y para la salud:
Es peligroso para las personas y los animales, puesto que se fija en la hemoglobina de la sangre, impidiendo el transporte de oxígeno en el organismo. Además, es inodoro, y a la hora de sentir un ligero dolor de cabeza ya es demasiado tarde. Se diluye muy fácilmente en el aire ambiental, pero en un medio cerrado, su concentración lo hace muy tóxico, incluso mortal. Es responsable de la muerte de muchas personas en minas de carbón, incendios y lugares cerrados (garajes, habitaciones con braseros, etc.)

 

Dióxido de carbono (CO2)
Tipo de contaminante: Primario.
Fuentes naturales:
Respiración.
Fuentes antrópicas:
Quema de combustibles fósiles.
Características y efectos medioambientales y para la salud:
La concentración de CO2 en la atmósfera está aumentando de forma constante siendo éste el responsable del incremento de la temperatura de la Tierra por el efecto invernadero artificial.

 

Monóxido y dióxido de nitrógeno (NO y NO2)
Tipo de contaminante: Primario.
Fuentes naturales:
Erupciones volcánicas, tormentas y desnitrificación bacteriana.
Fuentes antrópicas:
Combustiones realizadas a altas temperaturas de combustibles fósiles en el transporte y la industria.
Características y efectos medioambientales y para la salud:
Es un gas incoloro y poco soluble en agua. Se oxida muy rápidamente convirtiéndose en dióxido de nitrógeno, NO2, gas pardo-rojizo, tóxico y muy oxidante, y posteriormente en ácido nítrico, HNO3, produciendo así lluvia ácida.

 

Dióxido de azufre (SO2)
Tipo de contaminante: Primario.
Fuentes naturales:
Actividad volcánica.
Fuentes antrópicas:
Combustión de carburantes con un cierto contenido en azufre como carbón, fuel y gasóleos, principalmente en procesos industriales, centrales térmicas, tráfico y calefacciones de carbón y fuel.
Características y efectos medioambientales y para la salud:
El SO2 resultante de la combustión del azufre se oxida y forma ácido sulfúrico (H2SO4) un componente de la llamada lluvia ácida que es nocivo para las plantas, provocando manchas allí donde las gotitas del ácido han contactado con las hojas.

Este ácido también ataca a los materiales de construcción que suelen estar formados por minerales carbonatados, como la piedra caliza o el mármol, formando sustancias solubles en el agua y afectando a la integridad y la vida de los edificios o esculturas.

 

Metano (CH4)
Tipo de contaminante: Primario.
Fuentes naturales:
Actividad volcánica y descomposición de materia orgánica en condiciones en que hay escasez de oxígeno; esto es lo que ocurre en las ciénagas, en los pantanos y en los arrozales de los países húmedos tropicales. También se produce en los procesos de la digestión y defecación de los animales herbívoros.
Fuentes antrópicas:
Reacciones anaerobias de actividades agrícolas, ganaderas, del tratamiento de residuos, y tratamiento y distribución de combustibles fósiles.
Características y efectos medioambientales y para la salud:
El metano es un gas de efecto invernadero que contribuye al calentamiento global del planeta Tierra ya que aumenta la capacidad de retención del calor por la atmósfera. Reacciona con los radicales OH formando ozono.

 

Ozono (O3)
Tipo de contaminante: Secundario.
Fuentes antrópicas:
Se sintetiza en la troposfera a partir de óxidos de nitrógeno y los compuesto orgánicos volátiles en reacciones fotoquímicas, por el tráfico.
Características y efectos medioambientales y para la salud:
El ozono O3 es un constituyente natural de la atmósfera, pero cuando su concentración es superior a la normal se considera como un gas contaminante. Las plantas pueden ser afectadas en su desarrollo por concentraciones pequeñas de ozono. El hombre también resulta afectado por el ozono a concentraciones entre 0,05 y 0,1 mg kg-1, causándole irritación de las fosas nasales y garganta, así como sequedad de las mucosas de las vías respiratorias superiores.

 

Metales pesados: plomo (Pb), cadmio (Cd), mercurio (Hg).
Tipo de contaminante: Primarios.
Fuentes naturales:
Erupciones volcánicas, incendios forestales, procesos de erosión y oleaje.
Fuentes antrópicas

El Pb en gases de escape en vehículos que emplean gasolinas con plomo como antidetonante (hoy en día prohibidas). El Cd en industrias metalúrgicas de extracción de metales. El Hg en minería de carbón y en actividades agrícolas.

Combustiones industriales y domésticas e incineración de residuos.

Características y efectos medioambientales y para la salud:
Son elementos de alta densidad y extremadamente peligrosos ya que no se degradan ni química ni biológicamente, por lo que resultan muy tóxicos incluso en pequeñas cantidades. No pueden ser metabolizados ni degradados por los seres vivos.

Suelen depositarse como partículas mediante deposición seca, de manera que se integran en el suelo y por medio del agua se acumulan en las cadenas tróficas.

 

Icono IDevice Actividad de Lectura

En este texto, extraído de Waste Magazine puedes comprobar la variedad de gases contaminantes emitidos por los vehículos:


Humos negros

Están formados principalmente por partículas de carbón y de hidrocarburos no quemados; son característicos de los gases que emiten los motores Diesel y se hacen muy evidentes al observar el escape de un motor mal reglado.

Monóxido de carbono

El monóxido de carbono se genera por la combustión incompleta del carburante producida por la falta de oxígeno. Se trata de un gas tóxico, inodoro e incoloro, cuya presencia en los embotellamientos de tráfico puede llegar a niveles elevados.

Hidrocarburos

Productos orgánicos que se generan por una combustión incompleta de carburantes. Los motores de los vehículos, en nuestro país, son responsables de la emisión del 41% de los hidrocarburos. Estos compuestos, en combinación con los óxidos de nitrógeno y en presencia de la luz solar, forman oxidantes fotoquímicos que son componentes de la niebla fotoquímica.

Plomo

Metal pesado tóxico aún presente en la gasolina llamada "super", necesario para asegurar un funcionamiento sin problemas de los motores antiguos. Actualmente, el nivel máximo de plomo presente en esta gasolina está establecido a 0,15 gr de plomo por litro de gasolina.

Óxidos de azufre

Gases que provienen de la combustión de ciertos combustibles líquidos que contienen azufre.

Óxidos de nitrógeno

Gases resultantes de la reacción del oxígeno y el nitrógeno del aire en las combustiones por efecto de la temperatura y de la presión.



Icono IDevice Importante

Impacto ambiental de los vehículos.

tubo de escape emitiendo humo
Imagen de Simone Ramella bajo licencia cc en Flickr

Hay varios factores que contribuyen a convertir el uso del automóvil privado en una de las principales fuentes de contaminación ambiental:

La producción mundial de vehículos se estima en unos 60 millones de unidades anuales, muchos de ellos son usados a diario. En muchas ocasiones se abusa del transporte privado, haciendo un uso individual, para trayectos cortos, con un gran gasto energético.

La fabricación y distribución de este enorme volumen, por tanto, también ocasiona residuos industriales en sus lugares de producción.

Los coches, además de los gases contaminantes, generan residuos como el aceite, muy peligroso, o los neúmaticos y demás piezas de desguace, con una corta vida útil, y de díficil reciclaje en la mayoría de los casos.

En lugares de tráfico intenso, producen alta contaminación sonora.

En cuanto a sus emisiones de gases contaminantes, la Unión Europea estima en 300.000 las muertes anuales de adultos de más de 35 años en ciudades europeas por exposición continuada (en plazos largos) a contaminantes procedentes del tráfico. Además, a lo largo de este tema vas a comprobar cómo los vehículos están implicados en los problemas ambientales a los que nos vamos a referir.

Por cada litro de gasolina consumido se emiten principalmente monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno, hidrocarburos y compuestos de plomo, y unos 2.35 Kg de CO2 a la atmósfera.

Por cada litro de gasóleo se emiten más partículas sólidas que forman humos negros, hidrocarburos no quemados, óxidos de nitrógeno y anhídrido sulfuroso procedente del azufre contenido en el combustible, y unos 2.60 Kg de CO2.

Las emisiones de CO2 son directamente responsables del calentamiento global, como verás a continuación.

La presencia simultánea de hidrocarburos y óxidos de nitrógeno con los rayos ultravioleta conduce a la formación del smog.

Estos óxidos de nitrógeno, junto con los compuestos de azufre, en determinadas condiciones climáticas, producen la lluvia ácida.

Actualmente se ha limitado el uso de gasolina con plomo; además los catalizadores permiten reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno, CO e hidrocarburos no quemados. Se exploran nuevas tecnologías como el uso de biocombustibles y los motores eléctricos, aunque hay que insistir en la correcta utilización de los vehículos, para, al menos minimizar las emisiones.


Icono IDevice Para saber más

Los vehículos a motor, con los gases que desprenden, contribuyen en gran medida a contaminar el aire, causando graves problemas sobre la salud. En el siguiente enlace puedes obtener más datos sobre los contaminantes producidos por los vehículos privados y sus consecuencias.

Consecuencias de la contaminación. Terra.org


AV - Pregunta Verdadero-Falso
Indica si los siguientes enunciados son verdaderos o falsos:


a) Todos los gases contaminantes estudiados en este apartado son de origen primario menos el Ozono y el metano.

Verdadero Falso


b) Los CFCs contribuyen notablemente en la destrucción de la capa de ozono.

Verdadero Falso


c) Los óxidos de carbono provienen principalmente de la quema de combustible fósiles.

Verdadero Falso


d) El CO2 contribuye a la destrucción de la capa de ozono.

Verdadero Falso


e) La lluvia ácida la produce directamente el dióxido de nitrógeno.

Verdadero Falso


f) El ácido derivado del SO2 ataca a los materiales de construcción formados por carbonatos, dañando los edificios.

Verdadero Falso


g) Los metales pesados son muy tóxicos para los seres vivos.

Verdadero Falso