6.3. Erosión y desertización en España

España sufre alto riesgo de desertización por erosión de sus suelos a causa de prácticas agrícolas y forestales inadecuadas, incendios forestales, obras públicas y actividades mineras. Amenaza  a más del 30% del territorio, sobre todo en el sureste peninsular, aunque sus efectos se extienden también hacia el interior.

Este riesgo está favorecido además por características tales como:

  • Fuertes pendientes y acusado relieve.
  • Clima mediterráneo (precipitaciones irregulares y a veces torrenciales).
  • Abundancia de terrenos arcillosos de difícil drenaje.
  • Precaria gestión de los recursos hídricos e inadecuada política forestal y agraria.

 

Superficies amenzadas por desertización (Fuente: Ministerio de Medio Ambiente)
 

 

Icono IDevice Para saber más

Aquí puedes acceder a un completo estudio sobre las tasas de erosión del suelo en España, donde además se aclaran y amplían algunos de los contenidos que estamos tratando en esta unidad:

La erosión del suelo y sus tasas en España.


Icono IDevice Actividad de Lectura

El 96% de los incendios son provocados por el hombre

Este es un fragmento de la entrevista realizada a Raquel Gómez, experta en bosques, de WWF Adena.



Todos los años se repite la misma historia y el número de incendios no para de crecer de forma desproporcionada. Según Raquel Gómez, Responsable de Bosques de WWF Adena, España es uno de los países más castigados de Europa por el fuego y el 80% de los incendios provocados tienen beneficios un trasfondo económico detrás. “El problema está en la prevención” asegura.

Pregunta - ¿Por qué se producen en España tantos incendios? ¿Qué es lo que está fallando?
Respuesta de WWF Adena - La mayor parte, (el 96%), de los incendios son provocados por el hombre. El 4% son provocados por rayos o causas naturales. Estas cifras están creciendo. ¿Por qué hay tantos? Está fallando la política de prevención. Se está empleando mucho dinero en la extinción, en poner medios humanos y aéreos pero no se está atajando la causa raíz del problema, el que enciende la cerilla.
Las principales causas son de origen humano pero dentro de éstas una gran parte son desconocidas (no se hace investigación de las causas y eso es un fallo). Si no se conocen las causas, que varían mucho de unas regiones a otras en España, es difícil de atajar el problema.
Las causas que se conocen son por quemas agrícolas o ganaderas, un mal uso del fuego por parte de las personas del medio rural. Detrás hay mucha falta de información por parte de la gente del medio rural cuya culpa es de las administraciones.