3. Consecuencias de la pérdida de biodiversidad


Imágenes bajo licencia de Creative Commons. Cazadores, autor: Hooper, Wallace Willoughby;Dodo, autor: Ballista;
Sapo, autor:Charles H. Smith; Águila, autor:HCruz985 ; Tigre, autor:S. Taheri ; Lince ibérico

 

Los seres humanos extraemos y necesitamos toda clase de recursos de la naturaleza. Tanto alimentación como sustancias farmacéuticas son extraídas de vegetales y estamos destruyendo especies cuyos principios activos podrían representar fármacos desconocidos todavía.

Aunque vivimos en una sociedad tecnológica, en la que en muchas ocasiones desconocemos el origen de los alimentos que consuminos, dependemos de los demás animales y plantas para comer, vestirnos, construir y amueblar nuestras casas, en resumen, dependemos de la biodiversidad para nuestra supervivencia.

El calentamiento global y la desaparición de ecosistemas y especies en todo el planeta están ya amenazando la supervivencia de millones de personas en el mundo.

Algunas de las consecuencias de la pérdida de biodiversidad son las siguientes:

  • Regresión de los ecosistemas. Los ecosistemas más evolucionados presentan una mayor variedad de especies. Cuando sufren agresiones y desaparecen algunas de ellas, las cadenas tróficas se desestabilizan, tendiendo los ecosistemas hacia una mayor simplicidad, alejándose de su estado de clímax.
  • Desaparición del patrimonio genético. La genética es una disciplina relativamente reciente, aunque los conocimientos actuales nos permiten confirmar la importancia de conservar esa información genética.

 

La biodiversidad genética debe ser conservada para el futuro, ya que la desaparición de especies, la pérdida de variedades silvestres por hibridación y la creciente incorporación de cultivos transgénicos están suponiendo un grave riesgo para la variedad genética de la biosfera.

Icono IDevice Para saber más

ARCA DE SEMILLAS GROENLANDIA: En este enlace podrás leer sobre el depósito de semillas de cultivos alimentarios más grande del mundo. Con él se pretende asegurar la supervivencia de las semillas frente a fenómenos como el cambio climático y las catástrofes naturales.

http://www.elmundo.es/elmundo/2010/03/12/ciencia/1268391003.html