Tema 1. Ondas Senoidales. Herramientas Matemáticas

Antes de nada debemos comenzar por definir que es una onda, aunque seguro que tú ya tienes una idea sobre ello. En física, se considera onda, a la propagación de una perturbación de alguna propiedad de un medio. Esta propiedad del medio, o magnitud, suele variar en función del tiempo. Existen muchos tipos de ondas (olas, ondas de radio, sísmicas, etc.) y se pueden clasificar de diferentes maneras (según el medio de propagación, según la dirección de la perturbación, según su periodicidad, etc.). Estas últimas, las periódicas, son las que a nosotros nos interesan.

Una onda periódica es aquella en la que la perturbación que las origina se produce en ciclos repetitivos, tal es el caso de las ondas senoidales, que son las que van a ocupar nuestro tiempo en este tema.

Imagen 1. Onda Senoidal.
Fuente: Elaboración propia.

Puesto que la magnitud oscila en función del tiempo f(t), y puesto que al cabo de un intervalo de tiempo T los valores de la magnitud se repetirán, tendremos f(t)= f(t+T)= f(t+2T)= ·······= f(t+nT), siendo T el tiempo que transcurre entre repetición y repetición y que recibe el nombre de período.

Las ondas periódicas pueden ser pulsantes o alternas. Las pulsantes toman valores que van desde el nulo al máximo positivo y las alternas toman valores que van del máximo positivo al máximo negativo pasando por el nulo y viceversa. Esto significa que las primeras no cambian de sentido y las segundas, las alternas, sí cambian de sentido.

Para terminar esta introducción, decir que las ondas senoidales se representan en función del seno, es decir:

Donde xm es el valor máximo de la magnitud x y ω es la pulsación.

Icono IDevice Recuerda

Por si no lo recuerdas, te diré que la velocidad angular ω o pulsación era la relación entre las vueltas recorridas y el tiempo transcurrido. Recordarás que una vuelta son 2π radianes y esa vuelta o ciclo habrá transcurrido en un tiempo T (el periodo), por lo que: