6. Las actividades forestales

Los ecosistemas forestales de España ocupan casi veintinueve millones de hectáreas (el 58% del territorio nacional), de las cuales casi diecinueve millones están arboladas. Somos el segundo país europeo en importancia de la superficie forestal, detrás de Suecia.

La biomasa arbórea total (el volumen de la madera de nuestros bosques) suma 888 millones de metros cúbicos. Lo que supone el noveno lugar en importancia en Europa. La diferencia en la posición en cuanto a superficie y biomasa se debe a que nuestros bosques presentan una baja densidad de árboles por hectárea, están muy fragmentados y a que los árboles presentan tamaños no muy importantes.

En general, podemos afirmar que España, apoyada por la PAC  y las políticas de defensa medioambiental y de desarrollo del mundo rural, está llevando a cabo una importante labor recuperadora y repobladora de sus bosques.

Imagen 19. Mapa elaborado a partir del obtenido en la EEA. Autorizados usos educativos
Icono de iDevice Reflexión
  • Describe la localización de las superficies forestales españolas
  • Señala qué factores (relieve, clima, etc.) influyen en esa distribución
Icono IDevice Objetivos
La masa forestal presenta tres aprovechamientos esenciales:

  1. Los aprovechamientos para la producción de madera, corcho, resina, hongos y setas, caza, pesca, etc. de los que destaca con especial relevancia la explotación para madera, tanto leña (combustible) como para la propia industria de transformación de la madera.
  2. Los aprovechamientos medioambientales. Los bosques cumplen un importante papel fijando CO2, son muy importantes como elementos protectores del suelo, y como elementos fundamentales de los ecosistemas y de la diversidad.
  3. Los valores sociales. Los bosques, en este sentido, tienen una marcada multifuncionalidad como lugar de disfrute de una sociedad cada día más urbanizada, lo que los convierte en atractivo turístico y lugar de residencia preferido.