El comercio interior. Tipos

Icono IDevice Actividad

LA IMPORTANCIA DEL COMERCIO INTERIOR EN LA ECONOMÍA ESPAÑOLA

El comercio interior aporta el 10,4% del VAB (a precios corrientes) español, y ocupa al 16% del total del empleo (el 15,2% del total de los activos), constituyéndose en su sector de espacial importancia. Además:

  • Es un sector en el que el trabajo femenino tiene especial relevancia: el 63% de sus ocupados son mujeres.
  • El comercio interior es un a actividad que tiene fuertes repercusiones en la organización del territorio, ya que es el servicio que organiza la distribución de mercancías, que luego son reparetidas a través de las infraestructuras y medios del transporte.

El comercio interior es enormemente complejo por la cantidad de actividades que realiza. Para clasificar estas actividades se pueden utilizar diversos criterios. Los tres más comunes son:

1. Por los productos que acerca al consumidor, podemos señalar varias ramas:

  • Alimentación
  • Textil y piel
  • Madera y corcho
  • Papel y artes gráficas
  • Química
  • Construcción, vidrio y cerámica
  • Metalurgia
  • Maquinaria y material de transporte
  • Comercio ambulante
  • Otras

2. Por la posición que ocupa en la distribución, podemos hablar de:

  • Comercio mayorista si no ofrece sus productos directamente al consumidor, sino a otro intermediario.
  • Comercio minorista si ofrece sus productos directamente al consumidor-no productor.

3. Por los canales de distribución (producción-consumidor) que utiliza, podemos hablar de:

  • Comercio de bienes de equipo, la mayor parte de los cuales los vende directamente el productor-fabricante a las propias industrias que van a emplearlos. Para ello, el propio fabricante dispone de sus divisiones comerciales, que mediante la participación en ferias, la publicidad y los representantes, ofrecen y muestran sus productos.
  • Comercio de bienes “perecederos” (los más importantes son los alimentos), que muestran un sistema muy complejo: productor-comisionista-asentador de mercado central-minorista-consumidor. Esta complejidad exije la necesidad de una cierta regulación para evitar los abusos y la especulación.
  • Comercio de bienes de consumo duradero, donde se plantean multitud de variantes, pero las más comunes son: productor-minorista-consumidor y productor-gran almacén-consumidor. En general son menos complejas que las anteriores.
Icono de iDevice Caso de estudio

Imagen 4. Empresas que compran y venden por Internet.
Gráfico obtenido en MITYC. Autorizados usos educativos

Observa en el diagrama o gráfico anterior la progresiva, pero escasa implantación del comercio a través de Internet. Las cifras españolas son bajas, y están por debajo de las de la UE 27 y de las de los países avanzados de la OCDE. Es Interesante destacar que las empresas comerciales compran más que venden por Internet, lo que pone de manifiesto que disponen de ordenadores y conexiones para utilizar este medio en sus transacciones comerciales, pero que, a la hora de vender o no quieren utilizarlas o los compradores no las utilizan.

Realiza una redacción en la que reflexiones sobre que causas crees que hay detrás de esta situación.