1. Segunda industrialización: Sólo Cataluña y el País Vasco se libran del fracaso

Icono IDevice Importante

El proceso industrializador en España fue mucho más tardío que en Europa; además estuvo muy desigualmente repartido. Las actividades industriales más importantes serán la minería y la siderurgía, por un lado, y la textil por otro:

  • La minería y, con ella, la siderurgia. La zona que más se desarrolló fue el norte, especialmente Asturias, Cantabria y el País Vasco, aunque la primera gran mina fue la de Río Tinto. Vizcaya se convierte en una de las zonas más industrializadas y, por lo tanto, ricas del país.
  • Cataluña, más concretamente Barcelona es el centro industrial de mayor crecimiento en el últiomo tercio del siglo XIX. Y lo fue gracias al desarrollo de la industria textil que, no sólo tiene un alto grade de mecanización sino que ahora logra controlar el comercio interior gracias al desarrollo del ferrocarril y gracias a las medidas proteccionistas.
  • El resto de España, salvo el norte (Asturias y Cantabria ) y Madrid, como capital del estado, no vivió ningún avance en la industria. En Aragón la industrialización fue débil, apoyada en las transformaciones agrarias y localizada en Zaragoza.

CATALUÑA Y PAÍS VASCO: CENTROS INDUSTRIALES DE ESPAÑA 

Ya viste en la unidad anterior como el proceso de industrialización en España fue lento y, en general, tuvo un éxito limitado y éste se centró en la zona norte de nuestro país, especialmente a Cataluña y el País Vasco. Con respecto a la primera mitad del siglo XIX la gran diferencia radica en la desaparición, casi por completo, de la escena industrial española de Andalucía. Prácticamente todo el crecimiento industrial se va a centrar en dos zonas: Cataluña y el País Vasco.

Tejedora a vapor en el museu D'Historia de Catalunya
"La industrialización del vapor".
Imagen tomada del Museu d'Història de Catalunya

 

La habitación del servicio. Casa Milà
La habitación del servicio. Fotografía de Stoned59 en Flickr bajo licencia C.C

CATALUÑA

Cataluña fue el territorio que antes se incorporó al proceso industrial en España gracias a una burguesía catalana que rápidamente vio la necesidad de la inversión en desarrollo industrial. De hecho, fueron los primeros en utilizar los nuevos inventos procedentes de Inglaterra para mejorar y aumentar su producción.

Cataluña entra en la Restauración con una dinámica positiva de crecimiento industrial importante, lo que le permite seguir liderando (junto al País Vasco) la industrialización española.

El sector textil continuaba siendo el eje sobre el que giraba el resto de la industria catalana y el motor que hacía mover su economía. A pesar de la seguridad que el textil ofrecía, los industriales burgueses decidieron, con buen criterio, diversificar la economía buscando el desarrollo de nuevas industrias, especialmente la metalúrgica o la de bienes de equipo.

Entre esta diversificación y el control del comercio interior en lo referente a la industria textil, Cataluña continúa siendo una de las regiones de mayor peso en la economía española.

PAÍS VASCO

Acción de Altos Hornos de Vizcaya
Acción de Altos Hornos de Vizcaya. Archivo de Wikimedia Commons bajo licencia C.C

A partir de los años 70 será el País Vasco el motor industrial, y por lo tanto económico, español. La clave para este desarrollo será el hierro. Las minas existentes en dicho territorio eran lo suficientemente importantes como para permitir el crecimiento del sector industrial, concretamente de altos hornos.

Sin embargo, España no tenía ni la capacidad técnica, ni económica, ni siquiera natural (el carbón que procedía de Asturias no tenía la calidad suficiente como para sacarle todo el partido al hierro) como para que el resultado fuera importante. La única salida era, de nuevo, el capital extranjero, en este caso galés, que ofrecía capital y técnica, además de un carbón de coque de mayor calidad que el asturiano. A cambio, el hierro vasco era exportado a tierras galesas.

Este intercambio tan natural permitió al País Vasco concentrar gran parte del desarrollo industrial español durante el siglo XIX, algo que se extendió en el tiempo hasta bien entrado el siglo XX.

El crecimiento de la industria siderúrgica llevó directamente al desarrollo indirecto de otros sectores, especialmente la metalurgia y la industria naval.

 

Tranvía pasando por un túnel en San Sebastián
Puente colgante de Guetxo
Tranvía por el túnel de Herrera. Archivo
de Wikimedia Commons bajo licencia C.C

Puente colgate en Guetxo. Fotografía
de Misco13 en flickr bajo licencia C.C

Icono IDevice Pre-conocimiento
La ría de Bilbao antes y después del Guggeheim
La ría de Bilbao antes y después del Guggeheim. Imagen obtenida en imageshak

Bilbao fue, quizá, la ciudad que más creció durante los últimos años del siglo XIX gracias al proceso de industrialización que ya has visto. Este proceso se puede localizar simbólicamente en la Ría de Bilbao, en la que se centralizaron muchas de las funciones industriales de la ciudad. En torno a 1872 se inicia el ensanche y acondicionamiento de la ría a las necesidades industriales de la ciudad. En apenas 20 años la ría cambió completamente su estructura y con ello la de la ciudad que la albergaba.

100 años después la Ría se había convertido en una zona deprimida, contaminada y abandonada. Curiosamente ese fue el sitio escogido para revitalizar la ciudad a partir de 1990. La reurbanización y saneamiento de la zona ha tenido tal éxito que hoy es eje fundamental del desarrollo urbanístico, y sobre todo turístico, de la ciudad con edificios tan emblemáticos como el que Frank O. Gehry levantó: El Museo Guggenheim de Bilbao.

 

Museo Guggeheim de Bilbao
Museo Guggeheim de Bilbao. Archivo de Wikimedia Commons bajo licencia Creative Commons.

OTRAS ZONAS

Aunque parezca extraño casi todo el desarrollo industrial de la segunda mitad del siglo XIX y parte del siglo XX se limitó exclusivamente a estas dos regiones antes citadas. Sólo Asturias y, especialmente, Cantabria conocieron un crecimiento importante al albur de la siderurgia vasca.

Ya vimos en la unidad anterior como los primeros intentos de desarrollo industrial que surgen en Andalucía acaban por fracasar. Al menos Andalucía lo intentó. El resto de regiones, salvo casos aislados y ya entrado el siglo XX (como Valencia) permanecerán en el más triste de las atonías. La única región que crece de una manera importante será Madrid gracias a que las empresas comienzan a entender las posibilidades que les podía ofrecer la capital de España.

A pesar de un evidente crecimiento durante el siglo XIX la realidad sigue siendo que, en lo económico, España continúa estando bajo explotación extranjera. El desarrollo catalán y, especialmente, el vasco no ha conseguido vertebrar un tejido industrial lo suficientemente potente como para industrializar nuestro país.

Altos Hornos en Pontevedra
Altos hornos de las minas de Vilaoudriz. Pontevedra.
Archivo de Wikimedia Commons licencia C.C

En ARAGÓN, a finales del siglo XIX predominaba mayoritariamente la actividad agrícola (especializada en el cultivo de cerales, vid, olivo y remolacha) y su industria está muy vinculada al sector agrario: industrias harineras, azucareras, alcoholeras y conserveras. En Zaragoza se desarrollara una industria metalúrgica para atender las demandas de la industria vinculada al sector agrario. Este desarrollo de la industria necesitará fuentes de energía que daran lugar al nacimiento de la industria eléctrica y a la explotación minera de las cuencas de Teruel.

El segundo rasgo que la caracteriza es la concentración de las actividades industriales en la ciudad de Zaragoza. Otro aspecto que habría que tener en cuenta es que esta escasa industrialización se apoyó no en capital exterior, sino que fue la propia burguesía aragonesa (o mejor dicho zaragozana) quien llevó a cabo estas inversiones.

AV - Pregunta Verdadero-Falso
Lee las siguientes afirmaciones y contesta si son verdaderas o falsas.


Durante la segunda mitad del siglo XIX Andalucía seguirá liderando el desarrollo industrial español

Verdadero Falso


Cataluña continuó creciendo industrialmente hablando gracias, entre otras cosas, al control del mercado nacional.

Verdadero Falso


Las mayores inversiones que se dan en el País Vasco en la extracción de hierro proceden de capital galés.

Verdadero Falso


Las empresas comienzan a instalarse en Madrid al entender la importancia de situarse cerca del centro administrativo del estado.

Verdadero Falso


En Aragón la industria tuvo un gran desarrollo gracias a su especialización en sectores de la industria siderúrgica y la textil

Verdadero Falso