Tema 3: Industrialización y movimiento obrero

Banco de España
Banco de España. Archivo de Wikimedia Commons bajo licencia C.C
Congreso Anarquista de 1870. Archivo de Wikimedia Commons bajo licencia C.C

UN PROCESO INDUSTRIAL QUE NO DESPEGA

A lo largo de este tema vamos a ver dos elementos que, aunque parezcan alejados, son muy cercanos: la economía y los primeros movimientos sociales en nuestro país.

Con respecto a la economía veremos como España no logra incorporarse de forma definitiva al sistema que se está haciendo fuerte en occidente. La industrialización se limita a dos zonas: el País Vasco y Cataluña, mientras fracasa de forma estrepitosa en el resto del país. La banca, en la línea de lo que ocurre con la industria, no consigue dar el salto definitivo y, aunque se producen cambios importantes, la realidad es que no consigue convertirse en el motor que la economía española precisaba.

Mientras la industria fracasa, el movimiento obrero, casi recién nacido, comienza a coger cada vez más fuerza. La libertad que se aprecia con la llegada del Sexenio Democrático permite la llegada primero de anarquistas y más tarde de marxistas. En España el movimiento obrero tendrá una fuerza inusitada si lo comparamos con otros países europeos: la ocupación de latifundios en Andalucía, el terrorismo en Cataluña, etc. no hace sino demostrar la situación de desesperación absoluta en la que gran parte de la población vivía.

Esperamos que con este tema obtengas una idea global de como fue este proceso económico y social ya que es importante para lo que veremos en las siguientes unidades.