U4-T4: La sociedad de la segunda mitad del siglo XIX

Las tres velas, de Joaquín Sorolla.
Archivo de wikimedia commons bajo licencia Creative Commons.

Ya hemos visto los problemas con los que España va acometiendo su configuración como sociedad contemporánea: a diferencia de otros países de la Europa occidental, los intentos por configurar un Estado democrático y una economía industrial no llegan a triunfar a finales del siglo XIX.
 
En el apartado social, los cambios tampoco son completos. Hay elementos que atisban ya el cambio hacia una sociedad genuinamente contemporánea: crecimiento de las ciudades, nuevas fórmulas pedagógicas como la Institución Libre de Enseñanza, aparición de científicos de renombre como Ramón y Cajal, aumento de la visibilidad de la mujer. Pero junto a ello, conviven en España elementos propios de uno de los países más atrasados de la Europa occidental: pobreza que obliga a emigrar, altas tasas de mortalidad, analfabetismo...
 
En este tema te iremos mostrando las dos caras de la realidad social de la España de finales del siglo XIX; las luces y las sombras de una sociedad que camina titubeante hacia la modernidad.