Tema 3: Filosofía y religión: San Agustín y Santo Tomás

Panteón Roma
Templo de Saturno en el Foro romano y Panteón, Roma. Imágenes en Wikipedia Commons

Mira estas dos fotografías: en ambas se muestran construcciones de la Antigua Roma, un mundo marcado por la influencia griega. Seguramente habrás paseado por alguno de los numerosos emplazamientos donde permanecen restos arqueológicos romanos. Al imaginar cualquiera de ellos en su esplendor probablemente te habrás sorprendido por el alto nivel de desarrollo que alcanzaron entonces. También te habrás preguntado ¿qué llevó al abandono de sus edificios y en muchos casos de sus trazados urbanos? ¿Qué cambió para que ese mundo quedara definitivamente atrás?

En la imagen de la derecha, tienes el Panteón de Roma, el único edificio que mantiene su uso ininterrumpido desde la Antigüedad en esta ciudad. Fue construido originalmente por Agripa el 27 A.C. y dedicado al culto de las divinidades celestes de la mitología romana. Su sala central se constituye con una cúpula semiesférica en representación del cosmos tal como lo concebía Aristóteles. El Papa Bonifacio IV lo transformó en el siglo VII en una iglesia cristiana, su adaptación al nuevo contexto nos da una razón de su conservación hasta nuestros días…

¿Recuerdas las imágenes de Atenas que vimos en el capítulo dedicado a los sofistas y a Sócrates? Allí te proponíamos que imaginases a Sócrates situado en el ágora, donde solía dialogar con sus conciudadanos, ironizando sobre la solidez de nuestros conocimientos. Tras el declive del mundo clásico griego y el ascenso del poder romano, el debate filosófico no va a cesar, pero en esta etapa que viene a continuación veremos que algunas cosas van a cambiar.

Si miras a la imagen de abajo, que representa una escena medieval, observarás que los protagonistas del dibujo debaten sobre alguna cuestión y parecen apoyar sus argumentos en la autoridad de unos textos sagrados. En la Edad Media culminará un proceso iniciado en el Bajo Imperio romano que vincula la filosofía a la religión, subordina la verdad racional a la de la fe y convierte las cuestiones teológicas en el centro del pensamiento filosófico.

Disputa medieval
  Disputa entre eruditos cristianos y judíos
Imagen de Wikimedia Commons

Hemos asistido al recorrido llevado a cabo por la filosofía en Grecia desde su nacimiento en Jonia hasta los planteamientos del periodo helenístico. Las corrientes filosóficas nacidas en Grecia tienen su continuidad en Roma, su imperio extiende estas ideas por el Mediterráneo. Sin embargo, un fenómeno histórico marca el rumbo de la Filosofía: la aparición del cristianismo. Del encuentro entre la filosofía y el cristianismo surgen planteamientos como el de San Agustín de Hipona, en el siglo IV, que lleva a cabo una adaptación del platonismo a las creencias cristianas. Su obra será determinante para el mundo cristiano.

La Edad Media se caracteriza por un quehacer filosófico en el que la religión y los temas vinculados a la misma ocuparán el lugar central, bien sea en un contexto cristiano, islámico o judío. En el Occidente cristiano sobresale una figura: la de Santo Tomás de Aquino, en el siglo XIII. La filosofía aristotélica es recuperada de mano de los árabes, Tomás de Aquino se basa en ella para constituir un sistema aristotélico cristiano de referencia.