Tema 1. Conocemos los mecanismos de creación de los textos

Imágen 1. Autor: Andrés Sánchez Marcos. Derechos cedidos a la Consejería de Educación, Junta de Extremadura
Los seres humanos empleamos el lenguaje como instrumento de comunicación. Tenemos la posibilidad de, además del lenguaje no verbal (gestos, olores, sabores, posturas, imágenes, etcétera), usar el verbal. Y esto es lo que nos distingue, desde el punto de vista de la comunicación, de los animales. Podemos utilizar las palabras y, con ellas, respetando sus reglas básicas de combinación, facilitamos el intercambio de información entre nosotros en lo que denominamos "actos de habla".

¿Imagináis si solo pudiéramos emplear las palabras de manera aislada? ¿Cómo expresaríamos, entonces, nuestros sentimientos? ¿Habrían sido posibles, de esa forma, todos los avances que ha ido consiguiendo el ser humano a lo largo de la historia? Como sabéis, al hablar, lo que hacemos es estructurar las unidades de la lengua (desde los fonemas hasta las oraciones) en textos. Con ellos, conseguimos informar, expresar opiniones, persuadir a los que nos rodean, transmitir cómo nos encontramos...

Si os fijáis con atención, cada vez que creáis un texto (sea oral o escrito), lo hacéis teniendo en cuenta tres elementos esenciales:

  1. Cuál es su intención; es decir, qué pretendemos conseguir con él.
  2. En qué situación o contexto se produce la comunicación.
  3. Quién es el receptor.

De todos ellos os iré hablando con detenimiento en este tema. Existe una gran diversidad de textos, que iremos estudiando a lo largo de las siguientes unidades. Desde aquí, quiero recomendaros, especialmente, la lectura de los literarios, en los que el emisor (el autor), teniendo siempre presente a quién se dirige (el lector), persigue una finalidad básica: hacerle disfrutar con sus historias y con el uso particular del lenguaje.

Creedme: la literatura os aportará muchas satisfacciones.