3. Vulgarismo

Por último, vamos a acercarnos, a partir del siguiente fragmento, a otra incorrección lingüística que debes evitar:
Icono IDevice Actividad de Lectura
Imágen 5. Autor: Wilhelm Marstrand. Dominio público

Leed con atención esta conversación que mantienen don Quijote y Sancho Panza.

—¡Oh! Pues si no me entienden —respondió Sancho—, no es maravilla que mis sentencias sean tenidas por disparates. Pero no importa: yo me entiendo, y sé que no he dicho muchas necedades en lo que he dicho, sino que vuesa merced, señor mío, siempre es friscal de mis dichos, y aun de mis hechos.
—Fiscal has de decir —dijo don Quijote—, que no friscal, prevaricador del buen lenguaje, que Dios te confunda.
—No se apunte vuestra merced conmigo —respondió Sancho—, pues sabe que no me he criado en la corte, ni he estudiado en Salamanca, para saber si añado o quito alguna letra a mis vocablos. Sí, que, ¡válgame Dios!, no hay para qué obligar al sayagués a que hable como el toledano, y toledanos puede haber que no las corten en el aire en esto del hablar polido.

¿Por qué don Quijote llama a su escudero "prevaricador del buen lenguaje"?


El habla de Sancho Panza se caracteriza por el uso continuado de vulgarismos, es decir, de incorrecciones propias de un bajo nivel sociocultural que afectan a la pronunciación, a la gramática o al léxico empleado. En esta página de Materiales de Lengua puedes conocer un buen número de ellos, junto con su correspondiente corrección.
Icono de iDevice Caso de estudio
Imágen 6. Autor: Alberto Arribas Merino. Autorizado su uso educativo no comercial
"Entonces, tocayo de mi arma, viendo que me querían meter en el estaribel y enredarme con los guras, tomé el olivo y nos juimos a Cartagena. ¡Ay, qué vida aquella! ¡Re -hostia! A mí me querían hacer menistro de la Gubernación; pero dije que nones. No me gustan suponeres. A cuenta que salimos con la freata por aquellos mares de mi arma. Y entonces, que quieras que no, me ensalzaron a tiniente de navío y estaba mismamente a las órdenes del general Contreras, que me trataba de tú. ¡Ay qué hombre y qué buen avío el suyo! Parecía verídicamente el gran turco con su gorro colorao (...). Si por un escaso nos dejan, tocayo, nos comemos el santísimo mundo y lo acantonamos toíto (...). Me najo de allí, güelvo a mi Españita, entro en Madriz mu callaíto y me presento a esos mequetrefes y digo: Aquí me tenéis, aquí tenéis la personalidad del endivido verídico que se pasó la santísima vida peleando como un gato tripa arriba por las judías libertades."
Benito Pérez Galdós, Fortunata y Jacinta
¿Qué vulgarismos pueden localizarse en este fragmento?

Te aconsejamos que realices ahora las actividades que se proponen en este enlace. Se trata de corregir oraciones que contienen algún vulgarismo. Es muy sencillo.
Pregunta de Selección Múltiple
Señala cuáles de las siguientes afirmaciones son verdaderas:
a) Todos los sesquipedalismos, aunque innecesarios, están admitidos por la RAE.
b) Los sesquipedalismos dar lugar a la creación de términos largos e innecesarios en la lengua.
c) Los vulgarismos son propios de personas de nivel sociocultural bajo.
d) Los vulgarismos afectan únicamente al léxico de una lengua.
e) Los eufemismos pretenden disfrazar la realidad con el lenguaje.



Icono IDevice Objetivos
Enlace en el que, además de conocer un poco más a fondo los vulgarismos, se realizan comentarios jocosos relacionados con el uso de algunos de estos. No te lo pierdas.