5.1. La poesía cotidiana de Ángel González

Icono IDevice Actividad de Lectura
Imagen 7. Autor: Anti-Edipo. Licencia Creative Commons
NADA ES LO MISMO

La lágrima fue dicha...

Olvidemos
el llanto
y empecemos de nuevo,
con paciencia,
observando a las cosas
hasta hallar la menuda diferencia
que las separa
de su entidad de ayer
y que define
el transcurso del tiempo y su eficacia.

¿A qué llorar por el caído
fruto,
por el fracaso
de ese deseo hondo,
compacto como un grano de simiente?

No es bueno repetir lo que está dicho.
Después de haber hablado,
de haber vertido lágrimas,
silencio y sonreíd:

Nada es lo mismo.
Habrá palabras nuevas para la nueva historia
y es preciso encontrarlas antes de que sea tarde.


Como a tantos otros, descubrí a Ángel González una tarde de erudición, charla y regalo de libro. Pero yo ya no era el niño que desconfiaba del pariente lejano. Había acabado los estudios de Derecho en la universidad, había cumplido el servicio militar en las milicias universitarias y, ahora, trabajaba de pasante en una pequeña notaría. Ahora paseaba con él por escucharlo, por oír la voz de un alma que vi envejecer "salvando" y hablando de libros. Continuaba paseando con mi tío Pedro por las tardes de aquella capital de provincias. Y oyéndole hablar de Ángel González, enseguida me sentí identificado con la manera de pensar del poeta asturiano. "La superación del pasado es la intención de estos autores de los cincuenta —me comentó—. Todos debemos superar el pasado, Fernando. Todos. Pero ello no debe significar apartarse del compromiso en el ser humano, el lenguaje o la poesía".
 
¿Ves esa propuesta en este texto?


Icono de iDevice Actividad de Espacios en Blanco

Completa este poema del autor con las palabras que se te ofrecen.

Banco de palabras: quieren, distiende, viento, agua, fracaso, rostro, deforman.

Poética
(a la que intento a veces aplicarme)


Escribir un poema: marcar la piel del .
Suavemente los signos
se , se agrandan,
expresan lo que
la brisa, el sol, las nubes,
se , se tensan, hasta
que el hombre que los mira
-adormecido el ,
la luz alta-
o ve su propio
o -transparencia pura, hondo
- no ve nada.

  

Icono IDevice Objetivos
La obra de Ángel González es una de las más interesantes de la poesía española de los últimos cincuenta años.