Ejercicios resueltos

Ya hemos hablado en varias ocasiones sobre las características de los exámenes que se proponen para las Pruebas de Acceso a la Universidad. Ahora queremos incluirte aquí todos los datos sobre los mismos, tanto los referidos a los objetivos que deben alcanzarse como a los criterios de calificación. De esta forma, no te sorprenderá nada sobre estas pruebas.

Esta es, resumida, la información que puede resultarte de mayor interés y que puedes consultar a tu tutor si lo consideras necesario:

Se tendrán en cuenta, en todo el comentario, los aspectos elementales del buen uso del idioma, pues, mediante el examen realizado, se trata de comprobar, entre otros aspectos, las capacidades que el alumno o la alumna tienen en el uso de la lengua castellana o española, las cuales se plasman de forma más concreta en los siguientes aspectos:

  • Se ha de utilizar en todo el comentario una redacción coherente, es decir, sin anacolutos, sin faltas de concordancia, sin omisión de las preposiciones necesarias, sin queísmos ni dequeísmos y sin otra clase de errores gramaticales, e igualmente sin recurrir obsesivamente a un mismo tipo de construcción sintáctica. Si los errores de este tipo son sistemáticos o muy abundantes, se podrá considerar el examen como no aprobado.
  • La puntuación ha de ser correcta en todo el texto, por lo que no serán admisibles ni la carencia absoluta de puntos y comas, ni la separación exclusiva mediante comas ni algunos otros errores como la separación de determinadas estructuras, como el sujeto y el verbo. Si el examen adolece de una incorrección general a este respecto, se podrá considerar el examen como no aprobado.
  • La escasez de léxico o el recurso a un vocabulario excesivamente coloquial podrá suponer la disminución en la nota. Además, se han de observar en todo momento las reglas de acentuación del español. La carencia sistemática de tildes se penaliza en el examen. Igualmente, serán penalizadas las faltas de ortografía.
  • El corrector, a la vista de un examen en el que se advierta un buen uso del idioma (corrección idiomática, riqueza léxica y sintáctica, etcétera) podrá subir la nota.

¡Ánimo! Seguro que tú puedes conseguirlo.

Vamos a comenzar realizando una lectura detallada del siguiente texto:

Icono de iDevice Caso de estudio
Imagen 1. Fotografía de prensa, colección George Grantham Bain. Dominio público

"Pequeñas obras de grandes autores: Jacinto Benavente, el teatro tranquilo"

Un maledicente diría que Jacinto Benavente, Premio Nobel de Literatura de 1922, es el autor teatral más popular de la historia... entre los fabricantes de agendas y calendarios de taco. Y tendría su parte de razón: sus aforismos dan para cubrir con suficiencia 365 hojas e inocular a los lectores a diario un pensamiento ingenioso. Y es que el escritor madrileño (1866-1954) fue una factoría de sentencias, que ponía en boca de los miles de personajes que creó para las doscientas obras que escribió y estrenó a lo largo de su vida. Les pongo unos ejemplos: "El amor es como el fuego: ven antes el humo los que están fuera que las llamas los que están dentro", "El dinero no puede hacer que seamos felices, pero es lo único que nos compensa de no serlo" [...], "La ironía es una tristeza que no puede llorar y sonríe" [...], "La calumnia es la venganza de los cobardes".

Pero Benavente es mucho más: es el autor dramático que domina la escena española "seria" entre 1900 y 1936, cuyas obras se rifan los grandes actores-empresarios del momento (María Guerrero, Emilio Thuillier, Ricardo Calvo, Margarita Xirgu, Lola Membrives), el literato que no hace "obras para el público, hace público para sus obras". Es él quien, emulando al Cervantes que arrincona las novelas de caballerías con el monumento literario del Quijote, fulmina desde los escenarios los excesos melodramáticos de la escena española que cierra el siglo XIX: el tardorromanticismo ampuloso, exagerado y efectista que suministra a las tablas José Echegaray mediante dramones plagados de crímenes, incestos, infidelidades y suicidios.

Luca Ranconi (El País, 28-10-2008)
Aunque el siguiente cuestionario no responde exactamente a lo que sería un examen de Selectividad, sí tiene diversos elementos que lo integrarían. Prueba suerte. 
 
a) Haz un resumen del texto.

 


b) Realiza un comentario personal dando tu opinión sobre las ideas o alguna de las ideas expresadas, bien sean del autor del texto, bien sean de las sentencias de Benavente.

c) En el texto se habla del dramaturgo Jacinto Benavente. Establezca en su comentario la relación de este escritor con el contexto cultural y literario al que pertenece: "El teatro español del primer tercio del siglo XX".

d) Indica qué clase de texto es el que se ha propuesto e identifica en él los elementos y funciones de la comunicación presentes. Justifica mediante ejemplos y argumentos tus respuestas.

 


e) Realiza un análisis sintáctico comentado del siguiente enunciado extraído del texto: "El dinero no puede hacer que seamos felices, pero es lo único que nos compensa de no serlo". Es conveniente que insertes un esquema claro de la estructura y funciones de todo el enunciado.

El dinero no puede hacer que seamos felices, pero es lo único que nos compensa de no serlo.