Tema 3. La prosa y el teatro románticos

Icono de iDevice Reflexión

María ya está inmersa en el movimiento romántico y ha acertado muchas de las adivinanzas de las que Juan le ha propuesto en esta tercera entrega. Pero en los últimos acertijos tiene que adivinar nombres de personajes que protagonizan novelas o dramas. Ella creía que estos géneros no eran importantes en el Romanticismo, ya que algunas de sus características -idealismo, individualismo, subjetividad...- parecen más apropiadas para la lírica, que es, en efecto, el género emblemático para los escritores románticos. Para aclarar un poco sus ideas, acude a la biblioteca de su barrio y consulta el libro de Paul Tieghem, El Romanticismo en la literatura europea, que le ayuda a entender definitivamente cómo los escritores románticos adaptaron los géneros narrativo y dramático a sus inquietudes.

Imagen 1. La libertad guiando al pueblo, de Eugène Delacroix. Dominio público.

Reflexiona tú también a partir de esta explicación:

"La novelística se prestaba casi tan mal -al menos en apariencia- como el género dramático para la expresión de una de las tendencias principales del Romanticismo, el subjetivismo que sitúa al autor en primer plano [...]. Porque el de la novela es un género esencialmente objetivo, en el que, para dar ilusión de realidad, debe el autor desvanecerse lo más posible e interpretar sentimientos que le son extraños por completo. [...] Esta tradición va a significar una dificultad para los narradores más auténticamente románticos: condescienden con lo objetivo cuando pueden, inventan circunstancias, desplazan la acción, crean personajes accesorios, pero al cabo, por mucho que traten de evitarlo, el protagonista, hombre o mujer, no es más que una proyección del autor que los mueve".

PAUL TIEGHEM. El Romanticismo en la literatura europea. México: U.T.E.H.A., 1958.

Además, María decide repasar con un vídeo de Youtube los rasgos generales del Romanticismo para fijarse especialmente en lo que se explica acerca de la Narrativa y el Teatro. Haz tú lo mismo: