Tema 4. Resolución de sistemas de ecuaciones lineales

Bueno, hemos llegado al final de la unidad y ahora se van a aclarar muchas cosas. Seguro que hasta el momento has estado pensando " ¿y todo esto para qué?". Pues esperamos poder aclarártelo en este tema.
Ecuaciones en un autobús, de Javi Valero
bajo licencia Creative Commons

Quizás no sepas que, desde hace bastantes años, se considera que el aspecto fundamental de la enseñanza de las matemáticas debe ir dirigido hacia la resolución de problemas. Es decir, el objetivo final de las matemáticas debe ser la resolución de problemas. Y no nos referimos únicamente a los ejercicios algebraicos que verías en el instituto, nos referimos a todo tipo de problemas: como distribuir turnos en una fábrica, como organizar los elementos en un almacén, buscar la mejor ruta para viajar, optimizar el espacio en el maletero de un coche, etc.

Muchas veces, cuando es posible, se suelen reducir las cantidades, conocidas o no, y sus relaciones a simples ecuaciones o inecuaciones, pues disponemos de métodos que nos permiten resolver fácilmente esos elementos y así podemos encontrar la solución que nos puede resultar más favorable.

Sobre ese método de resolver problemas, es decir, el reducirlos a sistemas de ecuaciones y resolverlos por distintos métodos, es a lo que vamos a dedicar esta última parte de la unidad.