Tema 1. Fundamentos de Química

Imagen 1 Sharayanan,
Creative commons

La idea de que la materia está formada por partículas muy pequeñas es consecuencia de la simple observación experimental: como un trozo de hierro se puede pulverizar y obtener así trozos de hierro más pequeños, podemos imaginar que, por sucesivas divisiones, llegaremos a tener un trozo extraordinariamente pequeño, pero que sigue siendo de hierro; es decir, una partícula de hierro.

Esas partículas que constituyen la materia se mueven desordenadamente, tal y como descubrió Brown en 1827, por lo que su movimiento se llama browniano. Existen muchas pruebas de que ese planteamiento es correcto, observables sobre todo en sustancias gaseosas o líquidas.

 

Aspectos clave del modelo de partículas

  • La materia está formada por partículas, muy pequeñas e iguales entre sí para cada sustancia.

  • Hay grandes espacios vacíos entre ellas, por el que se mueven desordenadamente, con velocidades que dependen del estado físico (mayores en el gaseoso y pequeñas en el sólido).

  • La temperatura es la manifestación macroscópica del movimiento de las partículas: al aumentar la temperatura, también lo hace la velocidad de las partículas.

 

Las reacciones químicas

Las partículas no son visibles, sea cual sea el estado físico en que se encuentren las sustancias. Cuando las sustancias reaccionan y se transforman en otras diferentes, lo único que podemos hacer es observar los productos de la reacción. El modelo de partículas permite interpetar cómo unas sustancias se transforman en otras diferentes. No tienes mas que fijarte en cómo queda el azúcar cuando se le añade ácido sulfúrico concentrado (más o menos así quedaría la piel, por lo que hay que manipular el ácido con mucho cuidado).


Imagen 2 ITE, Creative commons Imagen 3 ITE, Creative commons