1. Tratamientos térmicos de los aceros

Como también muy bien decía el chico de nuestra historia, aunque el puente se llamaba "El puente de Hierro", de hierro no era, puesto que el hierro es un material sin aplicaciones constructivas. Es de acero, y por eso vamos a estudiar los tratamientos térmicos del acero.

Horno para tratamientos térmicos en la Universidad Complutense de Madrid
Imagen 03. Antonio Criado. Copyright.
El tratamiento térmico de un acero es una operación que comprende dos etapas:
  1. En primer lugar hay que calentar la aleación a una temperatura definida. Esta temperatura ha de mantenerse durante un tiempo determinado en función del tamaño y de la geometría de la pieza.
  2. A continuación, se deja enfriar la aleación. Este proceso deber realizarse a una velocidad adecuada para conseguir que el sistema adquiera ciertas propiedades físicas y mecánicas que respondan a un propósito definido.

 

Para conseguir distintas velocidades de enfriamiento, el proceso puede realizarse de diversas formas:

  • Se introduce la pieza en un baño de agua o de aceite.
  • Se utilizan o no agitadores que remueven el fluido.
  • Si se precisa una velocidad inferior, se deja la pieza al aire o se mantiene en el interior del horno, después de haber sido apagado este.

 

 

Mediante los procesos térmicos se consigue modificar la estructura microscópica del acero y con ello mejorar sus propiedades.

Estos cambios que se producen en el seno de la aleación a lo largo del proceso están íntimamente conectados con el diagrama el diagrama de equilibrio Hierro-Cementita (Fe–Fe3C).

 

La torre Eiffel continúa siendo una de las estructuras de acero más famosas del mundo
Imagen 04. us. Creative Commons.

 

AV - Pregunta Verdadero-Falso


La temperatura a que se calienta un acero en un tratamiento térmico ha de mantenerse durante un tiempo.

Verdadero Falso


El ritmo de enfriamiento de los aceros en los tratamientos térmicos ha de ser lento.

Verdadero Falso


El enfriamiento de los aceros en los tratamientos térmicos se realiza introduciendo la pieza en un baño de agua o de aceite.

Verdadero Falso