Tema 4. Motores eléctricos de Corriente Continua (c.c.)

En los motores de corriente continua (c.c.) concurren una serie de características que les hace especialmente indicados para ciertas aplicaciones, por lo que cada día son más empleados en el ámbito industrial.

La amplia gama de velocidad que ofrecen, su fácil control y la gran flexibilidad de las curvas par-velocidad de este tipo de motores, así como el que presenten un alto rendimiento para un amplio margen de velocidades, junto a su elevada capacidad de sobrecarga, los hace más apropiados que los motores de corriente alterna para muchas aplicaciones.

Imagen 01. wikipedia. Creative commons

La idoneidad de este tipo de motores para arrastrar máquinas que precisen una amplia gama de regímenes de velocidad con un preciso y ajustado control de las mismas, han provocado que últimamente, estos motores tengan más presencia en diversos procesos industriales que requieren de esta característica. Igualmente son los motores de elección en el ámbito de la juguetería, del tipo de imanes permanentes se pueden conseguir potencias desde algún watio a hasta cientos de watios.

Así como en los equipos lectores de CD, en los giradiscos y en las unidades de almacenamiento magnético, donde se utilizan motores de imán fijo y sin escobillas, estos motores proporcionan un eficaz control de la velocidad y un elevado par de arranque.

Otra significativa ventaja es la facilidad de inversión de giro de los grandes motores con elevadas cargas, al tiempo que son capaces de actuar de modo reversible, devolviendo energía a la línea durante los tiempos de frenado y reducción de velocidad.

Además de que tienen tamaños muy reducidos y no contaminan el medio ambiente.

Icono IDevice Pre-conocimiento

¿Cuantos motores tiene un... tren AVE?

Normalmente tenemos la imagen de un tren como una locomotora de tracción equipada con un gran motor y un montón de vagones detrás.

Imagen 02.Revista Via Libre. ©

Sin embargo, los trenes más modernos, los de alta velocidad por ejemplo, no tienen esta configuración. Son trenes "reversibles" con cabinas de conducción en los dos extremos y dependiendo del tren, los motores pueden estar distribuidos en hasta 16 motores asíncronos a lo largo del tren. Es el caso del ICE3 de Siemens, o el talgo de la foto conocido como "pato", que funciona con 8 motóres asíncronos.