Ciencias de la Naturaleza
1º - Ciencias de la Naturaleza
2.3 El aire y la vida

La atmósfera ejerce un efecto protector sobre los organismos que viven en la Tierra, ya que el ozono que contiene refleja la parte más peligrosa de los rayos solares (la radiación ultravioleta). Por esa razón hay que controlar que la cantidad de ozono se mantenga constante y evitar que desaparezca la capa de ozono .

Además, el dióxido de carbono y el vapor de agua son los responsables del efecto invernadero, sin el cual la temperatura en la superficie de la Tierra sería de aproximadamente 15º bajo cero, y la vida no podría existir tal como la conocemos.

Es decir, el efecto invernadero es imprescindible y beneficioso para la vida. Pero si aumenta demasiado la cantidad de dióxido de carbono, que se produce cuando se queman combustibles, entonces aumenta excesivamente la temperatura en la superficie de la Tierra por efecto invernadero, y se producen efectos no deseados y muy negativos.

Además, las plantas necesitan del dióxido de carbono y de la luz solar para, por medio de la fotosíntesis, realizar su función de nutrición.

El oxígeno también es imprescindible, ya que se necesita no sólo para las combustiones, como fuente de energía, sino para la respiración de los seres vivos.

 

El aire se contamina con facilidad si aparecen en él sustancias que alteran su composición y propiedades o que son nocivas para los seres vivos. Uno de los casos más importantes es la industria química, que puede verter a la atmósfera gases que generan lluvia ácida.

La atmósfera

El Proyecto Biosfera tiene un tema dedicado a la atmósfera, en el que podrás ver animaciones y realizar múltiples actividades.