Gobierno de Aragón
Ciencias de la Naturaleza
1º - Ciencias de la Naturaleza
1.7. Clasificación de los seres vivos
En todas las lenguas y dialectos existentes podemos encontrar una inmensa lista de nombres para designar a los seres vivos. Esto indica que la clasificación de los organismos como medio para conocer mejor el entorno natural y poder referirse a él con cierta precisión, ha sido una preocupación común en las diferentes culturas.
 
No se conoce el número de organismos diferentes que existen en la Biosfera. Se han catalogado casi 2 millones de especies, pero como cada año se siguen descubriendo organismos nuevos, se sospecha que puede haber muchas más (entre 5 y 30 millones)
 
A lo largo del tiempo han ido variando los criterios elegidos para clasificar a los seres vivos. Así, en el s. IV a.C. Aristóteles clasificó a las plantas y animales por su aspecto externo, distinguiendo entre plantas con flores o sin flores y entre animales con sangre roja o sin ella o y animales vivíparos y ovíparos. En el siglo XIII San Alberto Magno distinguía tres grandes grupos de seres: animales, vegetales y seres inorgánicos. A mediados del siglo XVIII, Carlos Linneo (1707-1778), revolucionó el modo de clasificar a los seres vivos aplicando criterios naturales ya que los ordenó según la semejanza de sus rasgos en grupos jerárquicos de tamaño creciente, los taxones o categorías taxonómicas, cada uno de los cuales incluye uno o varios grupos del nivel inferior. El taxón básico es la especie que se puede definir, en general, como un grupo de seres vivos similares capaces de cruzarse entre sí y originar una prole fértil y semejante a ellos.