DGA
Ciencias de la Naturaleza
2ş - Ciencias de la Naturaleza
2.3 Nutrición autótrofa y heterótrofa

La nutrición autótrofa la presentan plantas, algas y algunas bacterias. Estos organismos son capaces de fabricar sus propios alimentos a partir de materias primas inorgánicas (agua, dióxido de carbono y sales minerales) que toman del medio. La energía que necesitan la obtienen del sol a través de la fotosíntesis y de la energía de ciertas reacciones químicas.

Los procesos que intervienen en la nutrición autótrofa en las plantas son:

  • Absorción de nutrientes inorgánicos.

  • Transporte de nutrientes inorgánicos a las parte verdes de la planta.

  • Intercambio de gases.

  • Fotosíntesis: Transformación de las sustancias inorgánicas en sustancias orgánicas utilizando la luz solar.

  • Transporte de sustancias orgánicas a todas las células para su uso en el metabolismo.

  • Eliminación de los productos de desecho generados en el metabolismo.

 
Los organismos unicelulares autótrofos toman directamente del medio, a través de la membrana celular, los nutrientes que necesitan.
 

Las algas y los musgos, que viven en ambientes húmedos o acuáticos, no poseen órganos especializados en absorción y transporte de nutrientes y los toman a través de toda su superficie.

Las plantas han desarrollado órganos especializados en la nutrición: las raíces, que absorben agua y nutrientes, el tallo para sostener a la planta y las hojas que son los órganos encargados de la fotosíntesis.

El proceso de la nutrición comienza cuando la planta absorbe agua y sales minerales por la raíz a través de los pelos absorbentes. Las sales penetran en los pelos absorbentes disueltas en agua.

La mezcla del agua y sales minerales se llama savia bruta y es transportada hasta las hojas por unos vasos conductores llamados xilema. Los vasos del xilema recorren el interior del tallo y llegan hasta las hojas.

En las hojas, las células toman la luz solar y el dióxido de carbono a través de los estomas y con el agua y las sales minerales se forma la materia orgánica por un proceso llamado fotosíntesis.
 
Las sustancias orgánicas se unen al agua y forman la savia elaborada, que circula a través de vasos conductores denominados floema por toda la planta para ser utilizadas.

En las células de la planta se realiza el metabolismo celular y como consecuencia se producen desechos metabólicos, que son utilizados para sintetizar distintas sustancias o se acumulan en las células o en los espacios entre células. Por tanto las plantas carecen de aparato excretor ya que las necesidades de excreción son reducidas.