Ciencias de la Naturaleza
3º - Ciencias de la Naturaleza
3.1. Enfermedades infecciosas
Las enfermedades infecciosas son aquellas que están causadas por microorganismos. Estos pueden ser de cuatro tipos:
  • Bacterias
Provocan las enfermedades por sí mismas o mediante sustancias producidas por ellas, denominadas toxinas. Como ejemplo de enfermedades causadas por bacterias se pueden citar la tuberculosis, la salmonelosis, el cólera y el tétanos.
  • Hongos
Producen enfermedades denominadas en conjunto micosis. El pie de atleta, enfermedad muy común contagiada en piscinas, es un ejemplo de micosis.
  • Protozoos
Algunos protozoos son parásitos y causan graves enfermedades como la malaria (causada por el Plasmodium) o la enfermedad del sueño (provocada por el Trypanosoma).
  • Virus
Entre las enfermedades víricas podemos destacar el sida, la hepatitis, el sarampión, la gripe, etc.
Las enfermedades infecciosas son contagiosas y se pueden transmitir por alguna de las siguientes vías de transmisión:
  • Por contacto directo con personas
El microorganismo pasa directamente desde una persona portadora hasta el receptor. Ocurre así en el caso del sarampión o de las enfermedades de transmisión sexual.
  • Por contacto con objetos inertes
En este caso, la vía de contagio puede ser cualquier objeto en el que se localice el microorganismo patógeno (un pañuelo, un trozo de metal, ...). Como ejemplo se puede citar el tétanos.
  • Por el agua o los alimentos que ingerimos
Es el caso del cólera (agua), la salmonelosis (alimentos con huevo) o el botulismo (conservas).
  • Por el aire
Normalmente los microorganismos se encuentran en las partículas de polvo suspendidas en el aire, como por ejemplo el bacilo de Koch causante de la tuberculosis.
  • Por animales
En este caso, los animales son portadores del microorganismo patógeno aunque no padecen la enfermedad. Por ejemplo, la malaria la produce el Plasmodium, que se encuentra en el cuerpo del mosquito Anopheles y es transmitido al hombre por la picadura de dicho mosquito.
 
Enfermedades de transmisión sexual (ETS)

Las ETS son enfermedades infecciosas que se transmiten durante las relaciones sexuales. Están producidas por bacterias, virus, hongos u otros parásitos. No sólo afectan a los órganos sexuales, sino que pueden extenderse a otros órganos de todo el cuerpo, pudiendo ser de carácter muy grave.

Las más frecuentes son el SIDA, la hepatitis B, la sífilis, la gonorrea, el herpes genital y la candiliasis. Todas son muy contagiosas y no existen vacunas contra ellas.
 
Algunos de los síntomas más frecuentes que las caracterizan son picores, manchas y erupciones cutáneas, ulceraciones, escozor al orinar, aumento de las secreciones en el pene y la vagina.
Estos síntomas no suelen aparecer de forma inmediata, por lo que la persona contagiada, desconociendo su estado, puede transmitir la enfermedad.

Las medidas más eficaces para prevenir estas enfermedades son evitar las relaciones sexuales esporádicas con parejas diferentes y utilizar el preservativo.