Gobierno de Aragón
Física y Química
4º - Física y Química
2.3 Enlace metálico

En un trozo de hierro todos los átomos son del mismo tipo, de hierro. Lo mismo ocurre en el resto de los metales (cobre, aluminio. . .).

Como los átomos metálicos tienen pocos electrones de valencia (1, 2 o 3) y tienen tendencia a perderlos, no ganan estabilidad intercambiando electrones entre ellos (ninguno tiene tendencia a ganarlos) y tampoco pueden conseguir el octeto electrónico por compartición debido a que les faltan demasiados electrones para alcanzarlo. Puedes apreciarlo en el siguiente esquema, que corresponde a átomos de aluminio, que tienen tres electrones de valencia.

El enlace entre átomos metálicos se realiza de la forma siguiente:

Estos átomos pierden los electrones de la última capa y se convierten en iones positivos (Cu2+, Fe2+, Na+, Al3+. . .).
 
El conjunto de electrones cedidos forma una "nube electrónica"  compartida por todos los iones que se desplaza libremente entre ellos, estabilizando al conjunto al disminuir la repulsión eléctrica entre iones con carga del mismo signo y permitiendo que se aproximen y se coloquen ordenadamente.
 
De esta forma, todo el conjunto de iones positivos queda unido por la nube de electrones que los envuelve.
 

Tampoco en este caso los átomos se agrupan formando moléculas, sino que todos los iones positivos y la nube electrónica constituyen una estructura gigante (a escala de partículas) y ordenada, es decir un cristal metálico.

 Por ello, la fórmula de los metales es sencillamente el símbolo de los átomos que los constituyen: Fe (Hierro), Ca (Calcio), Ag (Plata). . .