Lengua Castellana y Literatura
2º - Lengua Castellana y Literatura
La lengua no es neutra: el poder de la palabra

La comparación

El amigo verdadero ha de ser como la sangre...
que siempre acude a la herida sin esperar que la llamen.
 
Para embellecer el lenguaje o para conseguir que el proceso de comunicación sea más efectivo podemos utilizar recursos léxico-semánticos, es decir, formas especiales de expresión basadas en el uso especial del significado de las palabras. El más importante de estos recursos es la comparación o símil.

La comparación o símil consiste en relacionar dos realidades que tienen alguna semejanza mediante la palabra como, igual que u otras expresiones semejantes. La comparación puede ser de igualdad, superioridad o inferioridad.

Si completas estas oraciones con comparaciones observarás cómo se refuerza el mensaje:

  • Tus ojos son azules → Tus ojos son azules como el océano.
  • Su cabello era rubio →
  • Era alto →
  • Era feo →

El efecto de la comparación depende de lo que el emisor busque. En muchas ocasiones, el hablante puede recurrir a la comparación para conseguir un efecto cómico; generalmente, lo que se busca es dar más fuerza a lo que se quiere transmitir, es decir, al mensaje; a veces, simplemente embellecer.
 
Veamos algunos ejemplos. Comenzaremos con un fragmento de un poema de Miguel Hernández:

Me llamo barro aunque Miguel me llame.
Barro es mi profesión y mi destino
que mancha con su lengua cuanto lame.
Soy un triste instrumento del camino.
Soy una lengua dulcemente infame
a los pies que idolatro desplegada.
Como un nocturno buey de agua y barbecho
que quiere ser criatura idolatrada,
embisto a tus zapatos y a sus alrededores,
y hecho de alfombras y de besos hecho
tu talón que me injuria beso y siembro de flores
[ ... ]

Hermosa y sugerente comparación, ¿no crees? Fíjate ahora en éstas:

[ ... ]
¡A la chingada la muerte!, dije,
sombra de mi sueño,
perversión de los ángeles,
y me entregué a morir
como una piedra al río,
como un disparo al vuelo de los pájaros.

                                          Jaime Sabines

[...]
Tengo que amarte, amor
tengo que amarte
aunque esta herida duela como dos

                                             Mario Benedetti

Espero que, como tantos lectores, algo se haya movido en tu interior ante la fuerza de estos versos.

Pero no te quedes con la comparación sólo vive en la poesía. Todo lo contrario: nos rodea y está continuamente presente: en las conversaciones, en las descripciones... Seguro que conoces expresiones coloquiales como eres más pesado que una vaca en brazos, tienes más cuento que Calleja o eres más viejo que Matusalén.

También la publicidad utiliza la comparación para reforzar su mensaje, y no solo en el contenido verbal, sino también en la imagen. ¿Recuerdas una marca de yogures que alimentan como un bistec? ¿Quién no reconoce la marca de patés más buenos que el pan? Y fíjate en el "asombroso" parecido entre la modelo y el producto que anuncia:

*Imagen: Publicidad
www.canalred.info
Completa el texto
La comparación puede ser de tres tipos: de , de y de .


Así estoy yo sin ti

Un buen ejemplo de cómo la comparación puede embellecer y reforzar un mensaje lo tenemos en esta canción del gran Joaquín Sabina. ¿Te atreves a contar cuántas comparaciones hay?

*Imagen: Joaquín Sabina
www.centralradio.com.ar
 

SABINA

Así estoy yo sin ti
CHIQUITO

 Si la comparación sirve para reforzar un mensaje, es normal que sea uno de los recursos más utilizados en el humor. Quien más partido sacó de ella fue, sin duda, el popular Chiquito de la Calzada. Aquí tienes un enlace a una página que recoge algunas de sus comparaciones. ¿Serías capaz de crear tú alguna?
 
*Imagen: Chiquito
 www.elgarrofer.com

Chiquito

Comparaciones de Chiquito
Sólo para tu placer

Lee, sólo por placer, este maravilloso poema de Mario Benedetti basado en la comparación. Aquí te damos los primeros versos, pero pincha en el título para leerlo entero.

ESTADOS DE ÁNIMO

A veces me siento
como un águila en el aire.
  Pablo Milanés

Unas veces me siento
como pobre colina
y otras como montaña
de cumbres repetidas.

Unas veces me siento
como un acantilado
y en otras como un cielo
azul pero lejano.
 [ ... ]
 
*Imagen: Benedetti
materialesdelengua.org

Mario Benedetti