Ciencias Sociales
2º -  Ciencias Sociales 
La Globalización
 

El fenómeno más notable que califica a la sociedad del siglo XX y a la actual es la llamada GLOBALIZACIÓN. El movimiento intensivo de:

  • personas
  • de mercancías
  • de dinero
  • de información (las llamadas Tecnologías de la Información y de la Comunicación)

por todo el mundo define a este fenómeno que se ha manifestado gracias al gran desarrollo, desde las décadas de finales del siglo XX, del comercio internacional y de los medios de comunicación.

La globalización ha permitido la difusión de la cultura y del modo de vida de algunos países occidentales (Europa y Estados Unidos) al resto del mundo: la alimentación, la moda, el cine, valores propios de la cultura occidental,... Pero esta realidad ha supuesto también, en algunos países, la defensa de los valores y de las creencias tradicionales propias; en algunos casos se manifiesta en un rechazo radical a todo lo que proviene de los países occidentales. Un ejemplo extremo puede ser el auge de los movimientos extremistas musulmanes en Oriente.

Así esta interdependencia provoca que cualquier acontecimiento, ya sea político (la elección del presidente de Estados Unidos o el gobierno que haya en Irán, por ejemplo), económico (la crisis financiera de Estados Unidos, la subida del precio del petróleo o, por el contrario, el crecimiento económico) o medioambiental (el calentamiento de la atmósfera o el alcanzar un acuerdo para remitir la emisiones contaminantes) hace que tenga repercusiones, positivas o negativas, en todo el mundo.

 
Verdadero o falso
Señala si son verdaderas o falsas las siguientes definiciones sobre la Globalización:
Falso Verdadero
La globalización sólo se refiere a los procesos de intercambio económico
La globalización está relacionada con el calentamiento global de la atmósfera
La globalización es el movimiento de personas, ideas, intercambios económicos y de información a nivel mundial
La globalización se refiere exclusivamente a las TIC


 
Deslocalización

La deslocalización es el movimiento que realizan algunas empresas, normalmente multinacionales, que trasladan sus centros de trabajo de países desarrollados a países con menos costes laborales, generalmente del Tercer Mundo.

En estos países los salarios son más bajos, la legislación es permisiva en cuanto a restricciones medioambientales; las condiciones de trabajo son más flexibles: jornadas laborales más largas, mayor facilidad para contratar o despedir trabajadores, sindicatos muy débiles o inexistente. De esta manera las empresas pueden incrementar sus beneficios.