5. La semilla y los frutos

Tras la fecundación se produce el desarrollo embrionario. En las plantas consiste en el desarrollo de la semilla. Por un lado, el cigoto se divide quedando fijado a las paredes del óvulo por una estructura llamada suspensorio, que también ayuda a la captación de nutrientes desde el endospermo. El cigoto se divide continuamente desarrollando un embrión en el que aparecen tejidos especializados que formarán una planta en miniatura.
La imagen muestra una semilla en formación. Las paredes del óvulo forman las cubiertas de la semilla, en cuyo interior se desarrolla un embrión que se nutre del endospermo.
Imagen 37. Autor N. Navarro bajo licencia Creative Commons.

 

Icono IDevice Actividad
El endospermo es un tejido nutricio cuyas células están cargadas de sustancias de reserva que sirven de alimento al embrión.

El cigoto se divide múltiples veces por mitosis y origina una estructura embrionaria con forma de Y. Las dos masas de células laterales formarán los cotiledones (hojas embrionarias) y la masa de células central originará en un extremo a la radícula (raiz embrionaria) y en el otro extremo a la gémula (yema apical del embrión). Entre la radícula y la gémula se puede observar el hipocotilo que es el tallo del embrión.
Imagen 38. Fuente desconocida bajo licencia Creative Commons.
Icono de iDevice Caso de estudio
En el párrafo anterior hemos indicado las partes del embrión de una semilla.
¿Serías capaz de identificar las partes del embrión a partir de la imagen?
Imagen 39. Autor desconocido bajo licencia Creative Commons.

 


En una semilla desarrollada podemos distinguir las siguientes partes:
  • Testa. Es el tegumento externo de la semilla.
  • Tegmen. Es el tegumento interno de la semilla.
  • Albumen o endospermo. Es el tejido nutricio.
  • Embrión. Es el esbozo de una nueva planta.
Imagen 40. Autor Biodidac bajo licencia Creative Commons.
Imagen 41. Autor Biodidac bajo licencia Creative Commons.
Las semillas pueden ser de dos tipos, dependiendo de si poseen una o dos hojas embrionarias. Así, tenemos:
  • Semillas de plantas monocotiledóneas. Poseen un cotiledón. Un ejemplo sería la semilla de las gramíneas.
  • Semillas de plantas dicotiledóneas. Poseen dos cotiledones. La mayor parte de las plantas son dicotiledóneas, como las rosáceas, las leguminosas, etc.
Imagen 42. Fuente ISFTIC bajo licencia Creative Commons.
Imagen 43. Fuente ISFTIC bajo licencia Creative Commons.
Icono de iDevice Caso de estudio
Fijate en las dos imágenes. Estas observando dos semilas diferentes. Una se corresponde con la semilla de una monocotiledónea y una dicotiledónea.
Imagen 44. Fuente desconocida bajo licencia Creative commons.
Imagen 45. Fuente Biodidac bajo licencia Creative commons.

 

¿Sabrías identificarlas?

Icono IDevice Pre-conocimiento
Hay semillas en las que no existe endospermo, ya que las sustancias nutritivas han sido almacenadas en los cotiledones que adquieren un gran tamaño y rellenan casi totalmente la semilla. Esto ocurre en las bellotas, las judías, habas, guisantes, etc.
Imagen 46. Fuente ISFTIC bajo licencia Creative Commons

 


En la siguiente galería de imágenes puedes observar diversos frutos con características diferentes. El proceso de formación de un fruto es un proceso simultáneo a la transformación del óvulo en semilla.

La formación del fruto procede de la transformación del ovario, que crece y madura acompañado en muchos casos de otras partes de la flor como el cáliz. En su interior se localizan las semillas.

Icono IDevice Galería de imágenes
Muestra Imagen Arándano
Arándano
Muestra Imagen Amapola
Amapola
Muestra Imagen Higuera
Higuera
Muestra Imagen Abedul
Abedul
Icono IDevice Actividad
El fruto es una estructura que protege a la semilla y que procede de la transformación del ovario tras la fecundación.

Imagen 47. Fuente ISFTIC bajo licencia Creative Commons.
En un fruto típico podemos distinguir las siguientes partes:
  • Pericarpo. Es la cubierta que protege a la semilla y se origina a partir del ovario. A su vez, en el pericarpo podemos distinguir tres capas:
  1. Epicarpo o cubierta externa.
  2. Mesocarpo o cubierta intermedia.
  3. Endocarpo o cubierta interna. Suele estar formado por un parénquima de reserva.
  • Semillas. Un fruto puede contener una o varias semillas.
El pericarpo puede acumular sustancias nutritivas en sus diferentes capas originando en ese caso frutos carnosos como la naranja, el melocotón, la ciruela, etc. Hay otros frutos en los que el pericarpo no acumula sustancias y las capas están endurecidas y lignificadas. Estos frutos los denominamos frutos secos.
Imagen 48. Fuente ISFTIC bajo licencia Creative Commons.
Los frutos se pueden clasificar en dos grandes grupos:
  • Frutos dehiscentes. Son frutos en los que el pericarpo se abre para dispersar las semillas.
  • Frutos indehiscentes. Son frutos que no se abren y las semillas se dispersan con todo el fruto.
 
Los frutos carnosos, como la cereza, son todos indehiscentes; por el contrario los frutos secos pueden ser dehiscentes como las legumbres o indehiscentes como la nuez.
Imagen 49. Autor Universidad de León bajo licencia Creative Commons.
Existen numerosos tipos de frutos, pero los más importantes son los siguientes:
  • Frutos secos indehiscentes:

  1. Aquenio. Se caracteriza porque la semilla no está unida al pericarpo.
  2. Cariópside. Se trata de un fruto similar al aquenio en el que el pericarpo está unido fuertemente a la semilla.
  3. Nuez. Fruto similar al aquenio en el que el pericarpo es leñoso.
  4. Glande. Se trata de un aquenio en el que aparece una cúpula leñosa que protege parte del fruto.

  • Frutos secos dehiscentes:

  1. Legumbre. Es un fruto alargado con varias semillas que presenta dos valvas o láminas.

  • Frutos carnosos:

  1. Drupa. Es un fruto en el que el endocarpo es leñoso y está endurecido formando una estructura que protege a la semilla (hueso).
  2. Baya. Es un fruto en el que el endocarpo es jugoso o pulposo y envuelve a las semillas.
  3. Hesperidio. Es un fruto con epicarpo coloreado cargado de esencias, mesocarpo esponjoso y endocarpo jugoso en el que se incluyen las semillas.
  4. Pepónide. Fruto con epicarpo duro y reforzado, con mesocarpo carnoso y endocarpo pulposo en el que están esparcidas las semillas.
Existen otros frutos en los que participan además del ovario de la flor otras partes de la misma como el cáliz y el receptáculo floral. A estos frutos los denominamos frutos complejos como son los siguientes tipos:
  • Pomo. Es un fruto en el que el receptáculo floral se desarrolla haciéndose carnoso mientras que el ovario es membranoso y forma las cubiertas de las semillas.
  • Sicono. El receptáculo de la inflorescencia (conjunto de flores) se hace carnoso albergando a las mismas que desarrollan el fruto en su interior.
Icono IDevice Galería de imágenes
Muestra Imagen Glande
Glande
Muestra Imagen Pepónide
Pepónide
Muestra Imagen Pomo
Pomo
Muestra Imagen Hesperidio
Hesperidio
Muestra Imagen Baya
Baya
Muestra Imagen Drupa
Drupa
Muestra Imagen Nuez
Nuez
Muestra Imagen Sicono
Sicono
Muestra Imagen Legumbre
Legumbre
Muestra Imagen Aquenios
Aquenios
Muestra Imagen Cariópside
Cariópside
Icono IDevice Pre-conocimiento
La fresa es una fruta de temporada, que actualmente tiene una gran importancia económica en algunas comarcas españolas.
 
Lo que no sé si tienes claro, cuál es el fruto de la fresa. La parte colorada desde luego que no lo es. Se trata del receptáculo floral que se hincha y se hace carnoso englobando a los verdaderos frutos que son de tipo aquenio y que se corresponden con las pepitas que hay sobre la carne y que todo el mundo confunde con semillas.
Imagen 50. Fuente ISFTIC bajo
licencia Creative Commons.

Icono IDevice Objetivos
Si quieres saber más sobre los frutos existe una página interactiva que te muestra como se forman los frutos, los diferentes tipos, su dispersión y dehiscencia. Hay un ejercicio de autoevaluación que puedes intentar responder.
 
Para visitarla puedes pinchar aquí.

Icono de IDevice de pregunta Pregunta de Elección Múltiple

La imagen está mostrando:

pipas de girasol
Imagen 51. Fuente ISFTIC bajo licencia Creative Commons.

 

       
Glande.
Aquenio.
Nuez.

El tomate es ...
  
Una drupa.
Una baya.
Un pepónide.

Los granos de trigo, arroz, cebada, centeno son ...
  
Aquenios.
Cariópsides