1. Características y propiedades de las rocas

Cerca de mi casa hay una vía de tren abandonada. Paseo al lado de los raíles. Entre las traviesas existen fragmentos de roca. He recogido un fragmento de sienita y otro de granito que meto en mi mochila para observarlos en casa.
Imagen 6. Fuente ISFTIC bajo licencia Creative Commons

Ambas rocas presentan un aspecto similar.

Imagen 7. Fuente ISFTIC bajo licencia Creative Commons Imagen8. Fuente ISFTIC bajo licencia Creative Commons

 

El estudio de las rocas necesita de la observación de sus características. Las características dependen de las propiedades de los minerales que la componen, sus cantidades relativas y la manera en que se reunieron para originar la roca. Fijate en la imagen inferior, estás observando un fragmento de granito.
Imagen 9. Fuente ISFTIC bajo licencia Creative Commons.

La textura es el aspecto externo de cualquier roca. Depende de la forma, tamaño y ordenamiento interno de los cristales de los minerales. Por ejemplo, los minerales que componen el granito son cuarzo, feldespato y mica. Cada uno de estos mantiene en el conjunto de la roca sus propiedades específicas (químicas y físicas). Además, si observas la imagen, puedes ver que estos minerales no están en las mismas proporciones. En este fragmento en concreto, el componente mayoritario es el cuarzo y por lo tanto muchas de las propiedades de la roca van a ser similares a las que presenta el cuarzo (mineral duro y tenaz).

En una roca podemos distinguir dos tipos de minerales:

  • Minerales esenciales. Son los que constituyen la naturaleza de la roca y le dan sus características y propiedades por encontrarse en mayor proporción. La carencia de uno de ellos tendría como resultado la formación de una roca distinta con distintas propiedades.
  • Minerales accesorios. Se trata de minerales que aparecen ocasionalmente en proporciones muy bajas dentro de la composición típica de una roca determinada. Su presencia no altera las características básicas de la roca.
Icono IDevice Pre-conocimiento
El granito es una roca formada por tres minerales principales, el cuarzo, feldespato y minerales de hierro y/o magnesio, como las micas o los anfíboles. Como minerales accesorios pueden aparecer el circón, el rutilo o la apatita. Este hecho hace que exista una enorme variedad de granitos que se pueden utilizar en la construcción como elementos ornamentales.
Imagen 10. Fuente Hajor bajo licencia Creative Commons.

Si cogemos una lámina de la roca y la observamos al microscopio petrográfico podemos observar más de cerca los cristales. Veremos una estructura similar a la de la imagen inferior en la que se observan cristales de distinto tamaño unidos unos a otros. Esta imagen es típica de una roca magmática.
Imagen 11. Fuente Javier López bajo licencia Creative Commons.

Si observamos la lámina de otra roca diferente como una arenisca, la imagen es totalmente diferente.

Imagen 12. Fuente Javier López bajo licencia Creative Commons

En esta roca, los cristales tienen formas redondeadas y pueden aparecer huecos entre cristales grandes y pequeños que van a provocar un cambio en las propiedades de la roca. Así una roca con estas características puede estar formado por minerales duros y ser una roca blanda en conjunto.

La disposición de los cristales está relacionada con el proceso de formación de la roca y su antigüedad y es la característica más importante a la hora de clasificar las rocas.

Icono IDevice Actividad
Las características de una roca dependen de su composición mineralógica, de la disposición de los cristales y de la presencia de poros; aspectos que están relacionados con el proceso de formación de la roca.

Pregunta Verdadero-Falso
Indica si las siguientes afirmaciones son verdaderas o falsas.


Si una roca presenta grandes cristales regulares, indica que se formó lentamente y en condiciones de reposo.

Verdadero Falso